26/05/2015 – De acuerdo con la Sociedad Humana de los Estados Unidos, hay más de 700 plantas que producen suficientes sustancias tóxicas o fisiológicamente activas para ocasionar un efecto potencialmente dañino en animales. Si tienes mascotas en tu familia, ¡hay varias plantas que tener en mente!

Esto no significa que todas las plantas sean dañinas de muerte, pero hay distintas toxinas y niveles de toxicidad que pueden causar daños de ligeros a severos, desde náusea a coma e incluso muerte. Si tu mascota come o ingiere una planta tóxica conocida debes llevarla inmediatamente al veterinario para una evaluación y examen.

Aunque son distintos de mascota a mascota, en general, algunos de los signos a observar en cualquier envenenamiento potencial en animales puede ser pérdida de apetito, vómitos, diarrea, tos anormal, funciones corporales anormales, problema para respirar, parálisis, debilidad y letargo.

1. Hiedra: El follaje de la hiedra común es extremadamente tóxico si tu mascota llegara a digerirlo. Aunque las mascotas usualmente no se sienten atraídos a esta planta, tu mascota definitivamente masticó hiedra si observas diarrea, vómitos, hipersalivación y/o dolor abdominal.

hiedra mascotas

2. Lirios: Los padres gatunos deben estar conscientes de los resultados potencialmente mortales de los lirios y especialmente los bulbos de lirio tienen en los gatos. La ingesta de la más pequeña porción de cualquier parte de la planta, especialmente el bulbo, puede ocasionar daño en el hígado y las toxinas le ocasionan a los felinos un dolor espantoso. Los síntomas en gatos de la ingesta de lirios incluyen vómitos, pérdida de apetito, depresión y fallas en el hígado.

3. Aloe Vera: El rico gel de la planta de aloe es excelente para las quemaduras en personas, pero asegúrate de mantener estas plantas lejos de los animales, pues son muy dañinas para tus mascotas. Los síntomas de la ingesta de Aloe Vera incluyen depresión, vómitos, diarrea, temblor, cambio en el color de la orina y anorexia.

gato lirio4. y 5. Narcisos y Tulipanes: Los bulbos de los narcisos y los tulipanes son muy tóxicos para gatos y perros. Es mejor no tener estas plantas al alcance del suelo si tienes una mascota que le guste masticar cualquier cosa. Algunos síntomas incluyen salivación excesiva, pérdida del apetito, vómitos, diarrea, presión arterial baja, convulsiones, temblores y arritmias cardiacas.

6. Planta de tomate: Casi todas las partes de la planta del tomate son veneno para animales. Aunque la ingesta de las hojas, tallos o ramitas de la planta del tomate no ocasionan la muerte, sus tóxinas generan una gran incomodidad. Los síntomas incluyen debilidad, vómitos, diarrea y parálisis.

Comparte este artículo con cualquier padre/madre perrunos que conozcas, un poco de información pueden ahorrar visitas al veterinario y hasta la muerte de tu mascota.

Haz CLICK AQUÍ para encontrar más artículos sobre mascotas.

Share Button