05/08/2015 – Con la falta de tiempo que asola la vida moderna, recurrir a una lasaña congelada, a un zumo de botella o una barrita de cereales cuando el hambre ataca son hábitos normales. Sin dudas, los alimentos preparados y listos para comer facilitan mucho nuestra vida y ahorra nuestro tiempo en la cocina.

Sin embargo, aunque estos alimentos sean prácticos y muy sabrosos, esconden varios peligros a tu salud, ya que el muchas veces el método de preparación, frituras, adicción de vitaminas y minerales, sal o conservantes no son precisamente saludables.

Estos productos normalmente cuentan con más azúcar, grasa saturada, sodio, sustancias químicas y menos fibras de la recomendada. Si consumidos en exceso pueden aumentar la probabilidad diabetes, riesgo de enfermedades como colesterol, hipertensión, obesidad y hasta algunos tipos de cáncer.

Evaluar el embalaje de un producto es la mejor manera de conocer sus ingredientes. Los conservantes, por ejemplo, son usados para aumentar la vida útil de los alimentos.

Los estabilizantes mantienen la apariencia y condiciones de los alimentos; conservan la galleta crujiente o la humedad de los bollos.

Los aromatizantes dan la sensación que el alimento es más sabroso de lo que es en realidad. Intensifica el sabor y olor de ellos. Son usados en las patatas de bolsa, por ejemplo. Los colorantes resaltan los colores de los alimentos.

comida procesada cochinada

El gran problema es que los alimentos industrializados o procesados pierden nutrientes, pero mantienen las calorías. Es decir, ingieres calorías vacías sin absorber ninguna de las vitaminas y nutrientes necesarios para el funcionamiento de tu organismo y salud.

La sensación de saciedad también es afectada por ellos, perdemos la capacidad de controlar lo que comemos y perdemos el paladar de los alimentos naturales.

Son muy prácticos, están normalmente en embalajes bonitas, llamativas y están listos para comer. Sin embargo cargan exceso de sal, azúcar, grasas y sustancias químicas que perjudican la salud.

Entérate de más formas de cuidar tu salud haciendo CLICK AQUÍ.




Share Button