02/06/2015 – Un halo de unos 17.000 objetos mayores que una taza orbita en torno a la Tierra. Esos desechos se convierten en proyectiles que pueden acabar con naves y satélites.

Una tuerca puede parecer inofensiva. Pero cuando forma parte de la llamada basura espacial que orbita la Tierra después de decenas de años de lanzamientos de satélites, naves y misiles, se convierte en un proyectil que viaja a miles de kilómetros por hora y que puede hacer saltar por los aires un transbordador.

Y teniendo en cuenta que hay unos 17.000 objetos más grandes que una taza orbitando la Tierra, incluyendo satélites, carcasas de cohetes y demás escoria tecnológica, la necesidad de limpiar este peculiar vertedero se convierte en importante. Al menos si no se quiere hacer realidad la película de ciencia ficción de Gravity. Por ello, la Agencia Espacial Europea (ESA) lanzará en 2021 una «misión escoba espacial», llamada «e.DeOrbit» y que en vez de un cepillo recurrirá a una tecnología aún más sofisticada: el arpón.

La misión consiste en el lanzamiento de un satélite «cazador» especializado en cazar satélites fuera de control. Para ello, está provisto de sensores y sistemas de control autónomo que le permitirán acercarse a su objetivo y arponearlo, como si de una ballena se tratara.

Muchas más noticias ambientales haciendo CLICK AQUÍ.

Share Button