30/09/2014 – El nuevo Informe Planeta Vivo 2014, de la WWF, afirma que la población animal mundial bajó un 52% entre los años 1970 y 2010.

Esta mañana se presentó el Informe Planeta Vivo 2014, una medición bianual realizada por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) que analiza la biodiversidad a nivel mundial. Esta vez, las cifras entregan una conclusión clara: el panorama sigue empeorando.

Según el estudio, entre 1970 y 2010 la población mundial de animales disminuyó en un 52%, medido en base al Índice de Planeta Vivo (IPV), una figura estadística desarrollada por la WWF y que analiza más de diez mil poblaciones representativas de los vertebrados en el planeta.

La mayor baja de vida silvestre se registró en América Latina, en donde un 83% de las poblaciones de aves, mamíferos, reptiles, peces y anfibios han desaparecido. Este descenso se debe principalmente a la pérdida de hábitats, la degradación y explotación de la caza y pesca, y el cambio climático global.

“Hay que limitar el consumo a lo que verdaderamente utilizamos y no derrochar nuestros recursos agrícolas”, afirmó Ricardo Bosshard, director de WWF Chile.

Este descenso de diversidad biológica, combinado con el aumento de la población y del consumo per cápita en la región, está impulsando un incremento de la huella ecológica, definida por Bosshard como “una forma matemática de expresar las decisiones del ser humano todos los días. El mayor componente que nos hace sobrepasar el consumo es el cambio climático”.

Fuente: El Mercurio.

Share Button