16/08/2022 – Las morsas son una especie protegida y viven en el Ártico. Estos animales no suelen atacar a los humanos, pero han habido algunos incidentes ocasionales. Una morsa a quien le pusieron el sobrenombre de Freya, se hizo famosa en el fiordo de Oslo, por subirse a los botes a tomar baños de sol, a veces hundiéndolos.

.

Las personas del área y varios turistas no seguían la instrucción de no acercarse al animal de 1,300 libras, poniéndose ellos y al animal en peligro. En una ocasión, la policía tuvo que cerrar un espacio de baño porque la morsa persiguió a una mujer hasta el agua.

Freya se convirtió en una sensación de redes sociales este verano, dijo Rune Aae, quien enseña biología en la Universidad de Noruega y administra el mapa de avistamientos de Freya en Google maps. La joven morsa había pasado bastante tiempo en la fiordo de Oslo, mostrándose muy sociable con los humanos. En el pasado, la Dirección Noruega de Pesca había dado la indicación de mantener distancia con Freya, pero ya habían comenzado a observar a personas nadando con ella, tirándole objetos y acercándose demasiado para tomarse fotografías. “El público no tomó en cuenta nuestras recomendaciones,” dijo Nadia Jdaini, vocera de dicha Dirección, a CNN.

La semana pasada publicaron una fotos de un grupo considerable de personas, incluyendo niños, parados muy cerca de la morsa, a una distancia en podrían haberla tocado.

Foto: Dirección Noruega de Pesca

La decisión de ponerla a dormir:

El domingo, el Director General de Pesca, Frank Bakke-Jensen, dijo que la decisión de poner al animal a dormir se basó en una “evaluación general de la continua amenaza a la seguridad humana”.

“A pesar de las observaciones en el lugar de los hecho, la semana pasada quedó claro que el público no iba a seguir las recomendaciones de mantener una distancia considerable de la morsa. Por lo tanto, el Director antes mencionado concluyó que el potencial de lastimar a alguna persona era muy alto,” se indicó en una declaración.

Él agregó que se consideraron otras opciones, incluyendo mover a Freya fuera del fiordo, pero que la descartaron por el bienestar de la misma morsa. La operación de ponerla a dormir se llegó a cabo de forma humana y llevaron el cuerpo para que lo examinaran veterinarios.

Share Button