11/08/2020 – Cuando hablamos el término de Basura Cero, generalmente las personas que no lo conocen lo asocian con barrer bien un lugar y recoger toda la basura después de una actividad. Luego de esto, la basura no se mira, pero sigue estando presente. Nada más alejado de la realidad y el concepto que esto encierra.

Como uno de los pilares más importantes en el modelo de Economía Circular, basura cero implica llegar hasta el núcleo de las materias primas que se utilizan para hacer los productos, aprovechar al máximo cada uno de los elementos que conforman cada una de estas y con ello lograr mayor eficiencia económica y productiva.

Ejemplos de materias y productos Basura Cero:

Este ejemplo lo podemos encontrar, como hemos mencionado en otras oportunidades, en el coco. Del coco podemos obtener al máximo la utilización de todos sus elementos. El coco como fruto, es una semilla, pero está cubierta de fibra, la cual puede convertirse en un sustrato. Este sustrato también puede ser utilizado en la elaboración de colchones y de telas de diferente grosor y duración.

Hoy en día una de las tendencias en los países que han entendido lo importante que es cambiar los modelos de producción, a partir desde sus materias primas, ha sido enfocarse en elementos orgánicos que puedan ser utilizados para elaborar productos que hoy en día consumimos.

Otro ejemplo es la utilización de hongos para producir embalajes. Esto sustituye el dañino duroport que proviene de petróleo, un combustible fósil.

Nos urge deshacernos del aceite de palma:

De igual forma, sustituir el dañino aceite de palma por otros lubricantes naturales, contribuiría enormemente a la regeneración de los bosques. Algunos sustitutos pueden ser aceites naturales como el de coco, oliva, ajonjolí y otras grasas naturales.

También fibras naturales como el coco, la piña y el maguey. De estos se puede obtener fibra y de igual manera se puede aprovechar el 100% de estos maravillosos frutos, con lo cual no queda ningún residuo y se cumple el principio de basura cero

Como vemos, Basura Cero va más allá de dejar un lugar limpio después de alguna actividad o barrer las calles. Basura Cero implica entender que la basura empieza desde el momento en que se crean los productos, pasa por el consumidor y finalmente por el desecho, respondiendo esto al modelo de economía lineal. En este modelo simplemente se extrae, se produce, se utiliza y se tira. Esto nos lleva al detrimento de la naturaleza, los ecosistemas y principalmente, en la disminución de la biodiversidad.

¿Cómo comenzamos?

A continuación, te dejamos algunos pasos que son cruciales para implementar un modelo de basura cero ya sea en tu casa o en tu industria

  1. Busca producir con materias primas orgánicas y que no dañen el medio ambiente.
  2. Rediseña tus procesos de tal forma que los residuos sean utilizados en otros procesos productivos.
  3. Revisa tus canales de distribución hasta lograr los que generen el menor impacto ambiental posible, bicicleta por ejemplo.
  4. Haz conciencia en tus clientes a través de etiquetar los productos y hacer énfasis en tu responsabilidad ambiental como empresa.
  5. Cómo consumidor revisar los materiales con que fue hecho un producto y preferir los que son responsables con el medio ambiente.
  6. Comprar a granel buscando de esta manera reducir la cantidad de desechos que se  generen con sobreempaques y transporte, también beneficiar a los productores locales.

Estos son sólo algunos de los principios generales de los que nos llevarán a tener una nueva normalidad más responsable con el medio ambiente y también más rentable con nuestra economía.

Si deseas saber más sobre estos temas, participar en nuestras capacitaciones en línea y resolver dudas de cómo ser un mejor Ecociudadanos desde tu hogar y  recibir más información sobre estos temas en nuestras capacitaciones de Educando Verde, y como participar activamente como voluntario de Ecociudadanos pueden contactarnos en nuestras redes sociales abajo o al correo información@ecociudadanos.org

Share Button