29/09/2015 – Los beneficios de cosechar tus propios alimentos son directos: Tú y los tuyos se alimentan de forma saludable, ¡ya no tendrás que seguir comiendo tomates insípidos! Una vez que empiezas a cultivar tu propio huerto urbano ecológico y empieces a cosechar y degustar las hortalizas en la cocina, te sentirás recompensad@. Además, desde el punto de vista nutricional saldrás ganando porque puedes utilizar las hortalizas recién cosechadas, que es cuando más ricas en vitaminas y minerales son, también te aseguras de que no llevan de regalo capas y capas de agrotóxicos, ceras, pinturas, etc.

Vegetales-OrganicosEn cuanto a los beneficios para tu salud física, el huerto urbano también cuenta con muchos puntos positivos. Por ejemplo, es una forma excelente de disfrutar de la naturaleza, al aire libre, conocer más las condiciones climáticas, etc. de nuestra localidad y hacer ejercicio físico moderado.

Entre los beneficios de cultivar un huerto ecológico también podemos añadir que mejora nuestras habilidades cognitivas. Aprendemos a ser más organizados y a planificar, a ser observadores y analizar todo lo que ocurre en nuestro huerto para mejorarlo y además aprendemos a ser pacientes. Estaremos llevando a cabo un proyecto que empieza en una semilla y termina en nuestro estómago. Además la horticultura es una vía de escape para eliminar estrés, mejorar el estado de humor, nos estimula los sentidos y nos ayuda a ser más activos mentalmente.

lechuga2

Otro motivo por el que los huertos urbanos son beneficiosos es desde el punto de vista de la socialización. Los huertos unen y favorecen la comunicación entre los hortelanos, dando buenos momentos de compañerismo y trabajo en equipo para lograr unos objetivos comunes. No es de extrañar que la creación de huertos ecológicos urbanos se haya convertido en algo muy común hoy en día, proporcionando espacios en los que compartir experiencias y conocimientos entre distintas generaciones de personas comprometidas con la ecología y la salud, que buscan alimentos ricos y sanos pero también respetuosos con el medio ambiente.

Y por supuesto, los beneficios medioambientales. Cultivar alimentos ecológicos es una forma excelente de reducir la huella ecológica y reducir el impacto medioambiental que producimos. Somos más respetuosos con nuestro entorno a la vez que producimos alimentos saludables. No está mal ¿verdad?

Entérate de más formas de cuidar tu salud haciendo CLICK AQUÍ.




Share Button