10/07/2018 – Reforestar un ambiente natural de una manera convencional puede ser bastante tedioso y complicado, principalmente si queremos realizarlo con nuestros hijos.  Sembrar árboles o arbustos requiere de herramientas de jardinería y mucho esfuerzo físico cuando se trata de abrir los agujeros donde irán nuestras nuevas plantas. Ahora imagínate si quieres hacer una reforestación de 1,000, 5,000 o hasta 10,000 árboles.

Las bombas semilla no son más que bolas de arcilla, tierra negra y semillas.  Realizando la mezcla perfecta, podemos tener cápsulas que protegerán nuestras semillas y que permitirán la reforestación de lugares naturales de una manera práctica y rápida.

También Puedes realizar las bombas semilla con tus hijos

Esta metodología japonesa denominada Tsuchi Dnago ha sido efectivamente utilizada desde tiempos ancestrales y fue reintroducida a nuestras últimas generaciones en 1938 por el señor Masanobu Fukuoka, autor del libro The One Straw Revolution (Revolución de la Pajilla).

El concepto de esta metodología se basa en realizar una mezcla de tres partes de arcilla por una parte de tierra negra y una parte de semilla.  Agregamos agua de manera que quede una pasta moldeable (como la plastilina) y dejamos secar en un ambiente seco y sin sol.

Cuando la arcilla se seca la bola queda dura como una roca; esto protege las semillas que están dentro, evitando que depredadores como los roedores o aves se las coman.  Además, cuando viene la época de lluvia, la arcilla absorbe el agua, activando la semilla y permitiendo la germinación. Cuando la plántula esta lista, sus raíces rompen la arcilla hasta que alcanzan el suelo mismo.

Punta de Manabique – proyecto bombas semilla

Estas bombas semilla las puedes realizar con tus hijos o con amigos y tenerlas listas para la época de invierno.  Una vez estén listas, las puedes tirar sobre la tierra que deseas reforestar.  Estas son ideales para terrenos de difícil acceso como los barrancos o lotes baldíos cercados.

En Guatemala, la organización Semillas del Océano ha realizado estas bombas semilla con varias escuelas costeras del Caribe de Guatemala, enseñándole a los niños y niñas cómo utilizar esta metodología para crear huertos y reforestar sus comunidades.

Acompañar esta metodología con una charla de educación ambiental en la que se hable sobre la importancia de los bosques comunitarios y el manejo adecuado de los mismos, garantiza mayor efectividad en los proyectos de reforestación.

¡Si quieres más información sobre este proyecto o la metodología, no dudes en contactarnos!



Share Button