28/08/2017 – Brasil vive uno de sus peores crisis económicas de los últimos tiempos y el gobierno indicó que espera que esta actividad estimule la actividad económica de la zona y del país en general.  La Reserva Nacional de Cobre y Asociados (Renca), ubicada entre los estados norteños de Amapá y Pará, contiene grandes cantidades de oro, níquel y otros minerales, además del cobre que le dio su nombre.

.
“El objetivo de la medida es atraer nuevas inversiones, con generación de riquezas para el país y de empleo y renta para la sociedad, siempre en base a los preceptos de la sustentabilidad”, afirmó el Ministerio de Minas y Energía a través de un comunicado.

En tanto, Mauricio Voivodic, director ejecutivo de WWF Brasil, advierte sobre los graves riesgos de abrir esta rica reserva natural a la minería.  “Además de la explotación demográfica, deforestación, pérdida de la biodiversidad y comprometimiento de los recursos hídricos, habrá un incremento de los conflictos agrarios y amenaza a pueblos indígenas y poblaciones tradicionales”, señaló.

La reserva de Renca abarca 46.450 kilómetros cuadrados y fue creada durante el régimen militar brasileño, que pretendía explotar los depósitos de cobre pero nunca llegó a hacerlo.

Share Button