18/09/2014 – Con el objetivo de recuperar las fuentes hídricas, y proteger las especies en peligro de extinción, la organización no gubernamental, Un Nuevo Día, con el apoyo de estudiantes sembraron 12 mil árboles para reforestar el cerro La Bandera.

El proyecto beneficiará a varias comunidades indígenas de Jocotán y Camotán, Chiquimula, las cuales ya cuentan con un vivero comunitario para desarrollar una alternativa alimentaria para los pobladores.

Los viveros contarán con un sistema agroforestal de plantaciones de café, árboles frutales, de guanaba, aguacate, naranja, zapote, entre otros; y la creación de nichos ecológicos para que los insectos, bacterias, y hongos puedan contribuir a mejorar la conservación del suelo y así producir microorganismos con la finalidad de elaborar abonos orgánicos.

Fuente: Siglo21.

Share Button