El Parque Nacional Sierra del Lacandón administrado por Fundación Defensores de la Naturaleza, se encuentra al norte de Guatemala, en la frontera con México en el departamento de Petén. Fue declarado Parque Nacional legalmente en 1990 y es una de las zonas núcleo de la Reserva de la Biosfera Maya. Su flora y fauna se caracterizan por su enorme variedad y es el hábitat de muchas especies amenazadas y en peligro de extinción, incluyendo once ecosistemas distintos, que en su conjunto constituyen una de las áreas más importantes del patrimonio natural de Guatemala.

M2E49L131-131R395B312

El Jaguar (Panthera onca) juega un papel muy importante en el equilibrio de los ecosistemas. Por eso, ha sido identificado como un objeto de conservación en el Parque Nacional Sierra del Lacandón, cuya abundante cobertura boscosa permite la sobrevivencia de ésta especie. Además de su valor ecológico, el jaguar es muy valorado culturalmente a nivel regional.

Para desarrollar estrategias que nos permitan tomar decisiones sobre el manejo adaptativo del área, es importante en primera instancia, evaluar el estado de conservación de la especie y el hábitat prioritario. En esta línea, en el año 2010 se inició un programa de monitoreo que utiliza la tecnología de cámaras trampa, instalando 34 cámaras en la zona intangible del Parque. Como resultado se obtuvo la fotocaptura de 4 jaguares y alrededor de 23 especies de mamíferos, de los cuales 18 fueron identificados como potenciales presas del Jaguar.

M2E49L131-131R395B312

Una segunda fase contempló la instalación de 50 cámaras en la zona intangible por 90 días consecutivos, utilizando la metodología de “Ocupación de Parches”. Esta metodología se basa principalmente en identificar áreas prioritarias de conservación para el Jaguar. En los 90 días se registratron 29 especies, entre las cuales se encuentran las cinco especies de felinos reportadas por el Parque: Jaguar (Panthera onca), Puma (Puma concolor), Ocelote (Leopardus pardalis), Tigrillo (Leopardus weidii) y Yaguarundi (Puma yagouaroundi). Así mismo, se observaron varias especies sujetas a cacería como el Venado Cola Blanca (Odocoileus virginianus), Pecarí de labio blanco (Tayassu pecari), Pecarí de collar (Pecari tajacu) tepezcuintle (Cuniculus paca), armadillo (Dasypus novemcintus), Hocofaisán (Crax rubra), entre otros.

M2E49L131-131R395B312

Al realizar un análisis preliminar de los resultados obtenidos, se pudo observar que el Jaguar ocupa el 51% de la Zona Intangible del PNSL, en el caso del Puma ocupa un 88% y el Ocelote un 71%. Para obtener datos más confiables y reales continuar con el monitoreo es muy importante.

Estos datos coinciden con las observaciones en campo, pues en el caso del Jaguar la mayoría de fotocapturas se encontraron en áreas muy específicas, áreas cercanas al Río Usumacinta y en planadas al norte del PNSL cerca del sitio arqueológico Piedras Negras. Por eso, se puede deducir que la ocupación del jaguar se define por el tipo de hábitat preferido por la especie, lo que lo hace más vulnerable a las presiones antropogénicas y ambientales. Caso contrario ocurre con el Puma y con el Ocelote, pues según la evidencia de campo, estos habitan tanto en serranía como en áreas de planicies lo que hace más fácil su sobrevivencia pues no mostraron preferencias de hábitat.

M2E49L131-131R395B312

Estos resultados contribuyen al manejo del PNSL, en especial de la Zona Intangible, pues los resultados demuestran que el Jaguar, especie seleccionada como elemento de conservación, depende de la calidad del hábitat para su sobrevivencia, por lo que al enfocar las acciones en éstas áreas podremos disminuir las presiones hacia la especie y asegurar el equilibrio de los ecosistemas presentes en el parque.

M2E49L131-131R395B312

Recientemente una parte del equipo de foto-trampeo fue instalado en Sierra de las Minas, otra de las áreas administradas por Fundación Defensores de la Naturaleza. En esta área las cámaras se ubicaron en los puntos donde se han reportado huellas de especies como Jaguar, Tapir y Pecarí. Este monitoreo durará 30 días y los resultados nos ayudarán a decidir la continuidad del monitoreo en otras áreas dentro de la Sierra de las Minas.

Vanessa Paiz.
Defensores de la Naturaleza.

Entérate de más proyectos positivos haciendo CLICK AQUÍ.

Share Button