15/10/2021 – Se estima que casi 1,500 jaguares han sido asesinados o desplazados en el Amazonas brasileño durante los últimos años. Esto, debido a un incremento en la deforestación y pérdida de hábitat, de acuerdo a un nuevo estudio.

El reporte indica que 1,470 jaguares ya sea murieron o perdieron su hábitat entre agosto de 2016 a diciembre de 2019. Los científicos analizaron los estimados de población de jaguares, junto con los datos de deforestación y datos de satélite de 10 Estados del Amazonas brasileño.

.

Resultados del estudio:

“Los resultados obtenidos representan una nueva forma de cuantificar numéricamente los efectos de la deforestación y los incendios forestales que han afectado alarmantemente los bosques”, indica el co-autor del estudio, Fernando Tortato, científico conservacionista de Panthera, una organización de conservación de felinos silvestres. “El mismo enfoque puede ser usado para otras especies en peligro de extinción y cambia la forma en que interpretamos la pérdida de hábitats naturales.”

Los incendios forestales han tenido un impacto debilitador en la población de estos grandes gatos. El período de tiempo en el estudio incluyó el “Día del Fuego” de 2019, en que granjeros, rancheros y agricultores locales se cree se coordinaron para organizar incendios. De acuerdo a Reuters, el número de incendios se triplicó en sólo 24 horas. Se dieron 124 incendios el 10 de agosto de 2019, comparado con sólo 6 el 10 de agosto del año anterior.

La Unión Internacional de Conservación para la Naturaleza (IUCN, por sus siglas en inglés) tiene clasificados a los jaguares (Panthera onca) como cerca de ser estar en peligro.

La estimación conservadora de la pérdida de 1,470 jaguares durante el periodo de tres años representa casi el 2% de la población de jaguares de la región, de acuerdo a los resultados. La pérdida incluye 488 animales en 2016, 360 en 2017, 268 en 2018 y 354 jaguares asesinados o desplazados de sus hábitats en 2019. Los investigadores indican que se estima que 300 jaguares pierden sus vidas anualmente en el Amazonas brasileño, estrictamente debido a los incendios y pérdida de hábitat. Esto no toma en cuenta los conflictos con los humanos, cuando los jaguares acechan al ganado.

Los resultados se publicaron en el diario científico Conservation Science and Practice (Práctica y Ciencia de la Conservación, en español).

Fotografía: Francisco Asturias.

Share Button