22/09/2021 – Cuando se empieza a invitar a todos en la sociedad o a nivel nacional, a cuidar el medio ambiente, el argumento “¿pero y China?” siempre sale a colación. Es una retórica que cualquiera que se involucre a promover el cambio de hábitos ha escuchado. Pero ahora, las futuras acciones de este país serán distintas. Al menos, ese es el compromiso.

.

Al dirigirse ayer a la Asamblea General de Naciones Unidas, el Presidente Chino, Xi Jinping, dijo una oración que causó que los activistas y defensores del medio ambiente pusieran atención: “China comenzará a apoyar a países en desarrollo a generar energía verde y no patrocinará nuevos proyectos de carbón en el ámbito internacional.”

Este compromiso de Xi Jinping se da luego de anuncios similares de Japón y Corea del Norte. El diario británico The Guardian reporta que las tres naciones (China, Japón y Corea del Sur) “son responsables en conjunto de más de 95% del patrocinio exterior de plantas de carbón”. Sólo China patrocina el 70% de las plantas que producen energía a partir de carbón en el mundo, según Green Belt and Road Initiative (Cinturón Verde e Iniciativa de Camino, en español).

Creerle o no creerle:

La declaraciones políticas a menudo juegan un papel de impacto rápido y usar palabras por definir. Casi todos comentaron que esperaban que China definiera qué significa “nuevas” plantas. Además, aunque este compromiso afectará USD 50 billones de inversión en proyectos de Asia y África, no incluye los proyectos domésticos, pues el programa nacional de carbón de China está creciendo. Pero el hecho que China, el mayor inversor en plantas a partir de carbón del mundo, esté dando una señal de alejarse de la industria, es una seña de luz en una lucha ambiental muchas veces frustrante.

Un factor clave que pudo haber tenido su efecto en esto, fueron las noticias catastróficas de las inundaciones mortales en China. Después de todo, las primeras etapas de de las negociaciones sobre el clima se llevaron a cabo por la inequidad de emisores de carbono. Estamos en una situación en donde es urgente que todos actuemos para que la crisis sea menor para todos. Esto, combinado a los costos cada vez menores de las energía renovables, pudo haber cambiado la ecuación por la que China decide invertir cada vez menos en plantas de energía a base de carbón.

Share Button