24/05/2021 – Un nuevo reporte del Consejo del Clima de Australia, examinó los peligros de la producción y uso del gas, como herramienta para cocinar alimentos. Los datos son parte del reporte Kicking the gas habit: How gas is harming our health (Deshaciéndonos del hábito del gas: cómo el gas está dañando nuestra salud, en español). El reporte concluye que “el impacto directo a la salud hace que sea imperativo el cambio a tecnologías más limpias, modernas y sanas.”

.

El reporte brindó una evaluación de varios otros estudios alrededor del mundo: “Un estudio basado en los Estados Unidos encontró que los hogares con estufas de gas tienen entre el 50% al 400% de mayor concentración de NO2 que los hogares con estufas eléctricas, sino que algunos han alcanzado concentraciones de NO2 en el interior de la casa, que en lugares públicos serían ilegales.” Además, hay un estudio australiano que determinó que hasta el 12% de asma infantil puede atribuirse a la presencia de gas para cocinar en el hogar. El estudio hace notar que tomó en cuenta estufas modernas y vendidas como “seguras”. El estudio hace ver que toda estufa que funcione a gas, debería contar con una ventilación adecuada, pero eso lamentablemente no es prioridad en la mayoría de hogares.

Los investigadores compararon también el rango de asma que causa vivir en un hogar con una estufa de gas, con el que causa vivir en una casa con fumadores. “Muchos padres se sienten muy incómodos cuando hay gente fumando cerca de niños. Si tuvieran la información adecuada, estarían igual de incómodos en una casa en donde se cocina con una estufa de gas,” hace notar el estudio.

Recomendaciones:

Las recomendaciones del reporte son:

A nivel sociedad, dejar de fabricar y comercializar estufas de gas, por el gran peligro y daño que representan en el hogar. A nivel hogar, cambiar a estufa eléctrica, pues es más segura y su generación de gases contaminantes es prácticamente nula en el hogar.

Si no es posible cambiar la estufa en casa, es necesario que cuente con la ventilación adecada, tanto cuando está en uso, como cuando no. Muchos de los gases pueden quedarse en espacio de la cocina o comedor, aún cuando la estufa ya no está en uso.

Share Button