28/09/2022 – Conforme el huracán Ian llegaba a Florida, éste experimentó un fenómeno conocido como intensificación rápida. Esto significa, fortalecerse mucho, muy rápido. Los científicos dicen que este proceso de intensificación rápida se está volviendo más frecuente y está conectado al impacto del cambio climático causado por los humanos.

.

El martes temprano, el huracán Ian se intensificó a una tormenta categoría 3, con vientos sostenidos de más de 200 Km/h, antes de llegar a Cuba. El huracán continuó fortaleciéndose mientras pasaba por las aguas tibias del Golfo de México. Al llegar a Florida, alcanzó la categoría 4 el miércoles temprano. Sus vientos se aceleraron hasta llegar a casi una categoría 5, la más fuerte.

Una intensificación rápida es precisamente eso. Los vientos de un huracán se intensifican aceleradamente en un corto período de tiempo. Los científicos lo definieron como un incremento en la velocidad de viento de al menos 56 Km/h en 24 horas o menos. Históricamente, es un fenómeno poco común, de acuerdo a Allison Wing, profesora asistente de ciencia atmosférica en la Universidad Estatal de Florida.

Es “el punto más extremo de lo rápido que se pueden intensificar las tormentas,” comenta Wing a CNN. “Sólo cerca del 6% de todos los pronósticos tienen este tipo de intensificaciones. Y es algo, por definición, poco común. A veces, ocurre un par de veces por temporada.”

Pero la crisis climática provocada por el humano está a favor de las tormentas más intensas. Así que no solamente están provocando más lluvia, sino también hacen que se vuelvan más fuertes y se intensifiquen menor tiempo.

El fenómeno se ha ejemplificado en velocidades vertiginosas en otros casos. El super tifón Noru explotó en velocidad de intensificación en su último paso en el pacífico antes de llegar a la isla. El mismo pasó de una categoría 1 a categoría 5 durante la noche, mientras todos en Manila dormían.

Share Button