08/10/2020 – Las comunidades forestales de ACOFOP, en Petén, han mantenido en pie 500,000 hectáreas de bosque, protegiendo importantes zonas núcleo de la Reserva de Biosfera Maya -como El Mirador- por más de dos décadas. La clave para generar los recursos necesarios para el trabajo de monitoreo y protección que requiere esta inmensa extensión de tierra, está en el aprovechamiento sostenible de los recursos del bosque.  

Antes de la creación de la Reserva de Biosfera Maya en 1990, los bosques de Petén eran tierra de nadie. El uso de los recursos se hizo de manera no planificada, en medio de grandes enfrentamientos sociales, deforestación, incendios, invasiones, destrucción y saqueo de sitios arqueológicos, cacería ilegal y tala excesiva. La creación de la Reserva y el otorgamiento de contratos de concesión a las comunidades locales cambiaron el enfoque de uso desmedido, hacia un enfoque de aprovechamiento sostenible y protección.  

Forestería comunitaria:

Lo que hacen las comunidades concesionarias en la Reserva se llama forestería comunitaria. Este es un modelo de aprovechamiento y conservación que existe en muchas regiones del planeta: Nepal, India, Indonesia, Corea, Brasil y Norteamérica, son algunos lugares en los que se practica. Sin embargo, el caso de Guatemala es único: las concesiones forestales comunitarias de Petén administran una de las mayores extensiones territoriales gestionadas comunitariamente en el mundo, y lo hacen de manera excepcional.

Los bosques mejor conservados de la Reserva de Biosfera Maya son los bosques comunitarios:

La zona donde se encuentran los Parques Nacionales Sierra Lacandón y Laguna del Tigre, al Oeste de la Reserva, arde cada temporada con incendios. Esto es una fuente constante de noticias relacionadas a actividades de narcotráfico, mientras que los bosques gestionados por las comunidades, al Este de la Reserva, tienen una tasa de deforestación de 0.4% y más de 14 años de no registrar incendios forestales durante los intensos veranos de Petén.

La Reserva de Biosfera Maya representa 20% de la superficie de Guatemala. Con esta escala es quizá más simple imaginar cómo las comunidades tienen la oportunidad de aprovechar solamente un árbol por hectárea en ciclos de 25 a 40 años. Esto quiere decir que una vez que un árbol ha sido cosechado en una hectárea concesionada de la Reserva, no se volverá a cosechar en esa hectárea hasta que pase al menos un cuarto de siglo. Esto le permite al bosque regenerarse naturalmente y no sufrir una tala desmedida y sin planificación.

La principal fuente de ingresos de las comunidades forestales de Petén proviene de la cosecha de madera como el manchiche, el cericote, el pucté y en menor medida la caoba. Estas maderas tienen un precio competitivo en los mercados especializados, que las compran no solo por su belleza y durabilidad, sino además por la trazabilidad de su origen. Además, esta madera está certificada internacionalmente por el Forest Stewardship Council (FSC), lo cual garantiza que la cosecha ha sido realizada de manera sostenible.

Pero las actividades económicas de las comunidades forestales de Petén no se limitan únicamente al aprovechamiento sostenible de la madera. A lo largo de los años se han ido desarrollando otros productos como la palma decorativa de xate, la cual es exportada a los Estados Unidos. También, la semilla de Ramón en múltiples presentaciones como galletas, refrescos y harin. La resina natural de chicle, la pimienta, la miel y más recientemente la oferta de servicios turísticos. Todas estas actividades complementarias también generan ingresos y contribuyen a la conservación de la Reserva de Biosfera Maya.

Auto inversión:

De las ganancias generadas por las ventas internacionales y los negocios locales, las comunidades forestales de Petén reinvierten en acciones planificadas y ejecutadas cada año para prevenir los incendios forestales, la tala ilegal y otras actividades que amenazan constantemente la Reserva de Biosfera Maya.

Las comunidades invierten el 30% de sus ganancias en capacitaciones y acceso a tecnología, como drones y sistemas de posicionamiento global (GPS). Esto lo usan para el monitoreo de las más de medio millón de hectáreas puestas a su cargo, dando mantenimiento a más de 500 kilómetros de brechas cortafuego. Durante la temporada de incendios de este año, 200 bomberos forestales comunitarios apoyaron a CONRED y CONAP en el control y liquidación de incendios forestales en los Parques Nacionales y otras áreas de la Reserva.

Una oportunidad para mostrarle al mundo que Guatemala genera soluciones sostenibles:

Wildlife Conservation Society (WCS) Cities4Forests, Grimshaw Architects y Silman DPC, ganaron un concurso global para restaurar y re-imaginar el Puente de Brooklyn, lugar icónico de la ciudad de Nueva York. El proyecto titulado ‘Bosque del Puente de Brooklyn’ (Brooklyn Bridge Forest) plantea usar madera certificada de las concesiones forestales de Petén en su diseño, generando una asociación nunca antes vista entre una ciudad clave a nivel mundial como lo es Nueva York y un bosque de vital importancia ecológica y cultural como lo es la Reserva de Biosfera Maya.

El proyecto del Bosque del Puente de Brooklyn fue el único que presentó ante la ciudad de Nueva York una propuesta para restaurar la antigua pasarela del puente con madera cosechada de manera sostenible. Esta visión capturó el voto de miles de personas alrededor del mundo, porque provee de nueva vida a la estructura y además garantiza que cada tabla utilizada en la remodelación provenga de una fuente sustentable y certificada. Los fondos recaudados a través del patrocinio les permitirían a las comunidades continuar con la protección del bosque por varios años.

El proyecto para la restauración del Puente de Brooklyn tendría además la oportunidad de poner en alto el nombre de Guatemala al traer al escenario mundial el modelo de aprovechamiento integral y sostenible que las comunidades forestales de Petén han desarrollado con mucho esfuerzo, durante más de dos décadas, en el área protegida más grande del país.

Para conocer más sobre el proyecto para la restauración del puente de Brooklyn visita www.brooklynbridgeforest.com

#SomosBosquesParaSiempre

Share Button