A muchos nos ha pasado, encontrar a nuestro gato de esta forma o peor, encontrar un gato en una casa ajena o en la calle con esta posición corporal.

Lo mejor en estos casos es no tocarlo, al hacerlo lo primero que hará es arañar o incluso morder a quien se le acerque, este es el peor estado anímico de un gato… Lo que hay que saber, si es posible, es ¿porque se puso así?  Usualmente se ponen así de enojados cuando ven a un perro, cuando el perro trata de jugar con él o de acercarse y el gato no esta acostumbrado.   También cuando perciben otro macho o hembra dominante cerca (otro felino del mismo sexo).

Si es posible entonces, determine primero el motivo de la hostilidad para apartar ya sea al perro o gato que le provoque esta reacción.  De no ser posible, siempre puede bajársele “el mosh” con un poco atún.  Si se les comparte algo de comer que les encante, rápido se olvidan de todo lo demás.  Puede probar con atún, con salchichas o cualquier tipo de pescado.

Ahora bien, si esto ocurre constantemente sin causa aparente, lleve a su felino al veterinario; puede ser alguna causa de salud y esta reacción sea por dolor.

Si le sirvió la información, compártala.  Se actúa mejor al estar informado.

 

 

Share Button