08/01/2015 – Múltiples actividades al aire libre (outdoors) nos permiten disfrutar de una inimaginable lista de beneficios tanto físicos como emocionales, tomando en cuenta que el simple hecho de caminar por el campo nos permite respirar una atmósfera diferente, lo que consecuentemente se capitaliza como un cambio de nuestro estado anímico. Mi experiencia con el Rappel está intrínsecamente ligada a crear un ambiente distinto, desde motivar el mejoramiento del desempeño físico hasta llegar a tocar las fibras y miedos más sensibles de nuestra personalidad.

Cimarron Kris Del CidSin embargo, aunque en esencia es una actividad física que representa ciertos riesgos, debemos tener claro que las condiciones que pretenden llevarnos a tener una experiencia beneficiosa deben ser controladas por personal capacitado y con el carisma necesario para transmitir control sobre NUESTRAS emociones. De esta forma, quienes se encuentran tratando de romper un barrera psicológica, en este caso particular el miedo a las alturas, o quienes por el contrario, disfrutan de la adrenalina a su máxima expresión, tendrán una experiencia más segura.

Durante el tempo que llevo involucrado en estas actividades veo que cada vez más personas se atreven a vivir de esta aventura y por supuesto, algunos lo harán para vencer algún miedo. Y es en este punto en el que interviene la calidad del equipo que usamos, la calidad humana y formativa de las personas que me van a brindar la experiencia. Y como primer aspecto que debo tomar en cuenta como usuario es: ¿estoy en manos de gente experimentada y de una empresa con el respaldo adecuado, así como la logística necesaria para la actividad y para dar una respuesta en caso de emergencia? Esto se puede descubrir de una forma muy sencilla: aquellos preparados para estos deportes se diferenciaran de los demás con cosas muy sutiles como estar equipados de forma distinta a las personas que atenderán, también tendrán una cantidad mínima de equipo de protección para sus clientes, tendrán dos formas de hacer la actividad independientemente del nivel de “expertise” que los participantes prometan poder tener, y es que no podemos confiar
aunque ellos digan que son expertos, pues ¡¡¡NO LOS CONOCEMOS!!!!
OJO si el guía accede a darle el control del sistema a un desconocido es probable que este guía no sepa qué está haciendo. Por lo tanto, el guía siempre colocará un sistema paralelo que le permita tener el control de su participante, o bien sea el caso el descenso será guiado desde la posición del guía.

¿Como puedo saber si están preparados para una emergencia? Es simple: el guía desde el inicio explicará que él tendrá el control TODO el tiempo sobre las cuerdas y/o aparatos de descenso,
explicará que ha montado en sus anclajes un mecanismo que le permitirá hacer un rescate de forma remota, y en último caso, está física y técnicamente preparado para recuperar de forma rápida y segura a su cliente. Además, su atención estará dirigida en todo momento al desarrollo de la actividad, estará vigilante de los sistemas y de sus demás asistentes a efecto de que todo se desarrolle con normalidad. Recuerda que es una actividad diseñada para divertirse y mientras eso sucede, los guías de la actividad serán los responsables de mantener el control en todo momento.

10402805_881717715182533_5350860589833045777_n

Si tienes dudas o prefieres tener más información acerca de estas actividades te recomendamos que tomes un pequeño curso de cuerdas con personas especializadas en esta actividad en particular, mismos que te darán los conocimientos básicos para hacer tu rapel con seguridad y máxima diversión y también te enseñaran como identificar fallas en equipos o actitudes de supuestos expertos.

Oliver Ramírez
Instructor de La Rocalla Outdoors.

Share Button