04/11/2021 – A la 26va Conferencia de las Naciones Unidas para el Cambio Climático, conocida como COP26, se le ha llamado como el último mejor intento de prevenir el desastre. Al momento, los líderes mundiales no han anunciado ningún corte de emisión de CO2 audaz, que pueda impactar positivamente el planeta tierra.

A la fecha, se han anunciado algunos compromisos en la conferencia de Glasgow, Escocia. Casi 100 países se comprometieron a detener por completo la deforestación para el 2030. Asimismo, casi 90 países se unieron a un esfuerzo de los Estados Unidos de América y la Unión Europea para reducir las emisiones de metano en un 30%, para el 2030 también.

.

Además, los Estados Unidos se reincorporó a la coalición de naciones que buscan medidas más drásticas para reducir las emisiones de bióxido de carbono. India, el cuarto emisor de CO2 del mundo, se comprometió a alcanzar las cero emisiones netas de carbono para el 2070.

Pero…

Muchas organizaciones y activistas están escépticas a estos anuncios. El 30% de reducción de metano es muy poco para impactar significativamente el calentamiento global. Además, algunos grandes emisores de metanos como China, Rusia e India, no están en la jugada. Por si fuera poco, no se indica en ningún documento qué exactamente obligará a los países a cumplir con los objetivos y cómo piensan hacerlo.

Los bosques del mundo absorben aproximadamente un tercio de las emisiones de carbono. Protegerlos debe ser un pilar central de las acciones para estabilizar el clima.

El problema es que aunque los líderes mundiales se han comprometido a detener la deforestación anteriormente, la cobertura global de árboles ha disminuido en un 10%, de 2001 al 2020. No se indica cómo se implementarán los acuerdos en cada país o qué sucederá si no se alcanzan los objetivos.

“Firmar la declaración es la parte fácil,” dice el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres. “Es esencial que se implemente ahora. Por los humanos y el planeta en general.”

Quienes intentaron asistir, expresaron su completa frustración en redes sociales.

Mientras al ciudadano común le es casi imposible ingresar, las empresas petroleras tienen delegaciones completas dentro de la reunión. IETA, organización que representa a empresas como Chevron, shell y BP, cuenta con una delegación de 100 personas dentro.

Share Button