24/07/2018 – Este estudio publicado en el diario Learning & Behavior, compartido por investigadores de la Universidad de John Hopkins, comprobó que un perro responde más rápido y con más atención a un llanto humano que a una canción, en las mismas condiciones.

Aunque pareciera que ya todos sabemos que los perros están emocionalmente vinculados a los humanos, este estudio representa la primera evidencia que demuestra la empatía que existe entre los perros y los humanos.

Los investigadores se escondieron atrás de una puerta que estaba cerrada con magnetos y llevaron a los perros parte del experimento, para que estuvieran cerca mientras el humano lloraba. Los perros corrieron a la puerta que ‘escondía’ al humano tres veces más rápido cuando escuchaban el llanto, que cuando escuchaban el tarareo de una canción.

“Es genial para nosotros comprobar que los perros son sensibles para los distintos estados mentales humanos”, dijo la coaturoa del estudio Emily Sanford, de la Universidad de John Hopkins, en un comunicado de prensa. “Es interesante pensar que todas esas anécdotas de perros rescatando humanos, están basadas en la verdad y que este estudio es un paso más a comprender cómo funcionan estos tipos de mecanismos.”



Share Button