22/10/2020 – Esta es información que todo nuevo padre y madre debe tomar en cuenta. Un nuevo estudio de Trinity College de Dublín, Irlanda, determinó que las pachas para bebé fabricadas de polipropileno, liberan un número extraordinario de partículas de microplástico. La presencia del líquido hirviendo, para esterilizarlas y disolver la leche en polvo, hace que la situación de liberación de micro plásticos sea aún peor.

.

Uno de los autores del estudio, John Boland, dijo que el equipo que realizó dicho estudio estaba totalmente sorprendido por el número de partículas liberadas. Él le comento al periódico británico The Guardian que “..un estudio del año pasado de la Organización Mundial de la Salud estimó que los adultos ingieren entre 300 a 600 microplásticos al día. El promedio de las pachas está en los millones.”

El equipo analizó la potencial de liberación de micropartículas en las pachas de polipropileno, siguiendo las recomendaciones internacionales de esterilizarlas antes de usarlas. Las pachas plásticas ocupan un 82% del mercado. Ellos estiman que esto se traduce en hasta tres cuartas partes de los niños del mundo están expuestos a esto. El equipo publicó sus resultados en el portal Nature Food (Alimentos Naturales, en español).

Entre los resultados publicados, está que las botallas liberan hasta 16 millones de micropartículas por litro de agua. Al nivel de ingesta de un bebé, esto se traduce en 1.5 millones de micropartículas diarias.

Se asume que la ingesta de micropartículas puede estar vinculada con algunas enfermedades, pero no hay estudios que lo comprueben. Sin embargo, indican que nadie desea que su bebé ingiera partículas ajenas a su bebida o alimento, por lo que será mejor otro material para la pacha.

Share Button