10/01/2015 – Es sabido sus ventajas por el Omega 3, pero este otro componente es clave en la salud de las embarazadas, lactantes, adultos mayores y deportistas.

De las ventajas de consumir huevo son conocidas y en el último tiempo han sido exaltadas. Se habla de su alto contenido de Omega 3 y vitamina D, pero hoy resurge la colina, un nutriente del que se habla poco.

file_20150108171458Recomendado para todos los grupos etáreos por tener ácidos grasos (DHE y EPA), proteínas de alta calidad, así como vitaminas A, B12 y E, riboflavina, niacina, ácido fólico, hierro, zinc, selenio; grasas monoinsaturadas; biotina, ácido pantoténico y fósforo hoy se destaca a la colina que beneficia la función cerebral.

Descubierta en 1948, la colina fue reconocida como un nutriente esencial cinco décadas más tarde, cuando se publicó la cantidad diaria recomendada por la Academia Nacional de Ciencias de EE.UU. Este componente suele agruparse con las vitaminas del grupo B y diversos estudios le asignan propiedades claves para la salud de las mujeres embarazadas, lactantes, adultos mayores y deportistas.

Los huevos completos son una de las mejores fuentes de colina (un huevo de tamaño grande tiene un 30% de la cantidad diaria recomendada, sobre todo en la yema).

Entre otros beneficios, las investigaciones han demostrado que este nutriente desempeña un papel fundamental en funciones relacionadas con la memoria; el desarrollo del cerebro del feto y en la prevención de enfermedades del corazón, hígado graso y defectos del tubo neural, como espina bífida y anencefalia. Y es que durante el embarazo, la necesidad de la mayoría de los nutrientes y la energía de los alimentos aumentan.

Share Button