1/09/2016 – La Universidad de Surrey, en el Reino Unido, realizó un estudio en donde determinó que la contaminación dentro del automóvil es hasta 40 % mayor cuando éste está detenido en el tráfico a cuando circula libremente.

El Doctor Prashant Kumar, principal investigador de este estudio, indica que una de las mejores formas de limitar la exposición a contaminantes es mantener arriba las ventanas del vehículo, tener el aire apagado y no acercarse mucho al carro de enfrente.

Mientras más largos los embotellamientos y menos corrientes de aire hayan en el lugar, más concentrado estarán los gases que emiten los vehículos. Por estas razones, esto afectaría también a los peatones y personas que se conduzcan en bicicleta y pasen por el área.



Share Button