22/07/2015 – Valerie Julliand, coordinadora residente de la Organización de Naciones Unidas (ONU), indicó ayer por la tarde que la contaminación del Río La Pasión es más un tema político que ambiental, pues no se observa la aplicación de la ley a la empresa contaminante. Abogó también por la aprobación de una Ley de Aguas para regular el uso de dicho recurso.

“No se ha hecho una evaluación ecológica completa. Es por eso que recomendamos que se haga, ir más allá de la orilla del río y la muerte de los peces”, indicó la Representante de la ONU.

Alberto Brunori, representante del comisionado de Derechos Humanos de la ONU, señaló que la investigación realizada determinó que las empresas que operan en el sector han obviado las reglas y condiciones para la producción de palma y otros productos, introduciéndose en áreas protegidas y reservas de la Biósfera Maya.

El representante del comisionado continuó señalando que el cultivo de palma africana de 2003 al 2013 aumentó en un 270% de la superficie cultivada a nivel nacional, de los cual 40 mil hectáreas se encuentran solo en Sayaxché, en comparación de la superficie de cultivo de subsistencia en maíz y frijol, el cual es de 0.66%, 2 mil 558 hectáreas. Esto significa que se producen 7 toneladas de aceite de palma por hectárea; mientras el promedio mundial es de 4. Esto perjudica en gran medida su derecho a la alimentación.

Muchas más noticias ambientales haciendo CLICK AQUÍ.

Share Button