28/02/2018 – Si bien al llegar a un centro de acopio, es ya tradicional observar categorías de clasificación del material como ‘plástico’, ‘vidrio’, ‘aluminio’ y demás, las cuatro formas más generales y convenientes de separar los desechos en casa y un excelente ejercicio para comenzar a observar conscientemente nuestro consumo, son:

ORGÁNICOS:

Todos los restos de frutas, verduras, lácteos, huesos, granos, café, semillas, pasto, hojas caídas, etc. Todo lo que el humano no ha manipulado químicamente para cambiar su forma.

INORGÁNICOS VALORIZABLES:

En Guatemala, una gran cantidad de desechos representa un valor. El cartón, vidrio, aluminio, hierro, papel, envases de TetraPak y la mayoría de tipos de plástico, representan un valor monetario en Guatemala.  Es decir, puede acumularlo y esperar un pago por este material.  En nuestra iniciativa EcoMarket, este material lo recibe WWF Guatemala en calidad de donación y el pago que reciben, lo invierten en la actividad La Hora del Planeta.

INORGÁNICOS NO VALORIZABLES:

Todos esos desechos que ya han entrado en contacto con fluidos humanos: papel higiénico, toallas sanitarias, curitas, pañales, condones, hisopos, etc.

ELECTRÓNICOS:

Los celulares, electrodomésticos, computadores y demás, requieren un tratamiento especial para separarse en sus compuestos principales y luego reciclarse.  Es decir, requieren un desarme y desensamblaje para separar el plástico, del metal, etc y así, sí reciclarse.


Share Button