31/07/2021 – El Gobierno de Argentina formalizó la declaración del “Estado de Emergencia Hídrica” por 180 días en la región de la cuenca del río Paraná, donde se registra el descenso de sus aguas más importante de los últimos 77 años.

.

El fenómeno ambiental afecta a las provincias de Formosa, Chaco, Corrientes, Santa Fe, Entre Ríos, Misiones y Buenos Aires. Por anterior, el decreto presidencial 482/21 establece una serie de medidas para “mitigar las consecuencias de la grave situación que genera la bajante”, en los ríos Paraná, Paraguay e Iguazú.

Esto ocurre porque Argentina es un país de ‘agua abajo’. Es decir, que recibe los excedentes de las lluvias que se hayan registrado sobre la mitad norte de la cuenca del Paraná, que atraviesa el sur de Brasil y el este de Paraguay.

No obstante, desde sectores ambientalistas vinculan la grave situación a la contaminación industrial, el cambio climático, la deforestación e incendios de bosques, las obras de dragado, el aumento de la navegación fluvial, las represas hidroeléctricas, la expansión de la frontera agrícola y ganadera, entre otros factores de origen humano.  

Share Button