17/04/2022 – En febrero del presente año, tuvimos la oportunidad de visitar el Biotopo Protegido San Miguel La Palotada El Zotz como parte de nuestro proyecto actual de Documentación de Biodiversidad en la Reserva de la Biósfera Maya. El Biotopo se ubica en el municipio de San José, Petén, a 584 km desde la Ciudad de Guatemala y a 65 km de Flores Petén. Partiendo de Flores, se recorre el municipio de San Andrés, hasta llegar a la aldea Cruce Dos Aguadas, desde ahí se continúa a la derecha por 23 km aproximadamente.

.

El Zotz, un sitio de importancia biológica y cultural

Nuestro principal objetivo durante la visita era documentar los murciélagos en el área, ellos habitan en “El Peñón de los Murciélagos” una formación de piedra caliza, parte de una escarpa natural que limita el Valle de Buenavista. De acuerdo con datos de los guías turísticos del Biotopo: esta serranía fue una zona de defensa maya. Actualmente se está investigando más sobre cómo funcionaba esta defensa. Investigaciones arqueológicas indican que las zonas bajas fueron usadas para cultivo y las áreas de lo alto para defensa. Esta fue la ruta de comercio hacia Tikal (a una distancia de 30 km al oeste) y por ello, en el área se pueden encontrar pequeños grupos de ocupación antigua. Por ejemplo El Palmar, es el lugar más antiguo de la época preclásica, es el primer asentamiento maya. Luego en el periodo clásico se asentaron en El Zotz y durante las guerras subieron a la parte alta para defenderse.

Foto: Flaar Mesoamérica.

Otro dato interesante es que en los sitios arqueológicos de El Zotz se han encontrado vasijas y glifos con pictografías de murciélagos. Es por esto que el sitio se llama de la misma forma (zotz = murciélago en idioma maya). Dentro de la cosmovisión maya se creía que los murciélagos venían del inframundo.

Cada atardecer, miles de murciélagos salen de las grietas y fisuras del peñón en busca de alimento y agua. Esto provoca un fenómeno increíble de 30 segundos aproximadamente. Su salida puede variar por el cambio, pero salen regularmente entre 6:00pm – 6:15pm y regresan a las 4:00am – 4:30am en grupos. Durante nuestra visita logramos observar y documentar el espectáculo por 2 días seguidos. También documentamos varias especies de flora y cuerpos de agua intermitentes llamados “aguadas”.

¿Qué tipos de murciélagos podemos encontrar en El Peñón?

Se han registrado 39 especies, según investigaciones realizadas anteriormente en el biotopo. Dependiendo de su alimentación, se pueden clasificar en diferentes categorías. Las más comunes que podemos encontrar en el peñón son los insectívoros, es decir que se alimentan de insectos, por esa razón se encuentran en las grietas de la parte baja. Los que salen de la parte alta son los frugívoros, quienes se alimentan de frutas y necesitan estar más cerca de las copas de los árboles. También podemos encontrar especies piscívoras, las cuales se alimentan de peces y se mantienen de igual forma en la parte alta para dirigirse a cuerpos de agua cercanos. Por otro lado, también se ha registrado una especie hematófaga (Desmodus rotundus) la cual aparece en el listado de especies del Plan Maestro de la Reserva de la Biósfera Maya 2001-2006. Esta especie es conocida como “vampiro común”, se alimenta de sangre de mamíferos como vacas o venados.

Existen muchos mitos y desinformación en relación a que “los murciélagos chupan sangre”. Se debe saber que solo existen 3 especies que lo hacen y de ellas solo Desmodus rotundus se alimenta de mamíferos. Además, recientes investigaciones apuntan que su saliva contiene componentes potenciales para tratar la trombosis (coágulo de sangre en una o más venas profundas del cuerpo) y también podrían ser utilizados como anestésicos, entre otras aplicaciones médicas (Ligabue-Braun et al., 2012; Kakumaru et al., 2019). Es importante desmitificar las ideas negativas que hemos formado sobre estos animales tan increíbles.

.

Nuestro equipo en MayanToons ha creado una infografía perfecta para aprender sobre la dieta favorita de estos mamíferos voladores. Puedes descargarla en forma digital aquí y puedes aprender sobre otros animales de la Reserva de Biósfera Maya aquí.

Importancia de la conservación de los murciélagos:

Los murciélagos cumplen con funciones ecológicas importantes. Como se mencionó anteriormente, ellos cuentan con diferentes dietas y a través de ellas pueden aportar positivamente al ecosistema. Entre sus funciones se encuentran: la dispersión de semillas (frugívoros), control de plagas (insectívoros) e incluso la polinización de varias especies vegetales (nectarívoras, quienes se alimentan de néctar). Un ejemplo muy representativo es la polinización de los agaves, lo cual ayuda a la obtención del tequila (Agave tequilana), (Martínez-Hernández, 2019).  Puede que a simple vista no reconozcamos el importante papel que desempeñan los murciélagos, tanto para el mantenimiento de los ecosistemas como para beneficios humanos; pero algunos datos nos lo demuestran firmemente.

Por ejemplo, al menos 443 productos utilizados por el hombre se obtienen de 163 especies de plantas que dependen de los murciélagos para su polinización o dispersión (Mickleburgh et al., 1992). En México y Estados Unidos, el murciélago de cola libre (Tadarida brasiliensis), se alimenta de polillas que son plagas de cultivos de maíz y algodón causando pérdidas millonarias a la agricultura (Gándara et al., 2006). También investigadores están estudiando la ecolocalización (orientación basada en sonidos ultrasónicos) que producen los murciélagos para  fabricar implantes para personas sordas (Planeta tierra, 2011), sin mencionar el potencial médico que puede tener la saliva de Desmodus rotundus. 

Por esta razón cada 17 de abril se celebra el Día de Apreciación de los Murciélagos, para reconocer las importantes funciones ecológicas de estos maravillosos animales y crear conciencia en la población para su conservación.

Referencias

Zarate, D, Díaz, A. & López, R. (2012) Importancia ecológica de los murciélagos. ContactoS 85, 19–27. Disponible en línea:  http://www2.izt.uam.mx/newpage/contactos/revista/85/pdfs/murcielagos.pdf

Martínez, E. Y. & Velázquez, Z. I. (2019). La otra cara de los murciélagos. Revista Yu’am 3(6): 46-49. Disponible en línea: https://www.revistayuam.com/wp-content/uploads/2019/09/La-otra-cara-110919.pdf

Share Button