15/01/2015 – La empresa Vinum y la Fundación Defensores de la Naturaleza se aliaron para la conservación del ave símbolo.

Vinum es una empresa distribuidora de vinos de alta calidad de España, Francia y Chile. Mientras, Defensores de la Naturaleza es una Fundación de conservación ambiental. Ambas entidades se aliaron para lograr ese objetivo.

Ricardo Mosquera, representante de VINUM, creó el programa “Q1 por el quetzal” con el objetivo de facilitar la canalización de fondos en beneficio de esta ave. “Teniendo tanta representación tenemos que involucrarnos para resaltar que es chapín. La idea también nació como una actividad empresarial diferente”, comenta.

Por cada botella de vino de cualquiera de las marcas distribuidas por la empresa, esta donará Q1. “Cuando se sumen Q5 mil nosotros damos la donación a la Fundación”. El pasado lunes, Mosquera entregó a Óscar Núñez, director ejecutivo de Defensores de la Naturaleza, los primeros fondos. La Fundación maneja cuatro áreas protegidas del país: Sierra de las Minas, Refugio de Vida Silvestre Bocas del Polochic, Parque Naciones Unidas y el Parque Nacional Sierra del Lacandón en Petén.

Fuente: El Periódico.

Share Button