13/10/2014 – El animal se encuentra en el departamento de su dueña y desde ayer funcionarios ingresan a alimentarlo; no presenta ningún síntoma de estar enfermo.

Las autoridades de Texas dijeron hoy que no tienen entre sus planes sacrificar al perro de la enfermera contagiada de Ébola ya que el animal no muestra ninguna evidencia de estar enfermo.

Según el alcalde de Dallas, Mike Rawlings, la eventualidad de que una persona contagiada de Ébola tuviera una mascota estaba prevista en el protocolo de atención, por lo que “hay un plan” para cuidar al perro siempre que no muestre síntomas de estar enfermo.

Por el momento, el animal, del que no ha trascendido el nombre, está en el departamento de la mujer, donde el domingo ingresaron funcionarios para alimentarlo.

Está previsto que en las próximas horas sea trasladado a un centro de cuidado, a la espera de la evolución de salud de su propietaria.

“El perro es muy importante para la paciente y queremos que esté a salvo”, dijo Rawlings al diario USA Today.

El caso recuerda al de Excalibur, el perro de la auxiliar de enfermería contagiada de ébola en España, Teresa Romero, y que fue sacrificado por las autoridades de ese país.

Fuente: La Nación.

Share Button