18/07/2021 – Hay partes de la selva amazonas que están emitiendo ahora más CO2 del que están absorbiendo. Esto lo demostró un nuevo estudio que preocupa a muchos, pues al parecer el impacto que ha sufrido este ecosistema ha sido tal, que su capacidad de capturar CO2 ha disminuido.

La investigación mencionada se publicó el miércoles en el diario científico Nature (Naturaleza, en español). La misma indica que está amenazado el papel vital de la selva del Amazonas como capturadora de CO2. Capturar CO2 de la atmósfera es lo que ayuda a mantener al planeta Tierra a una temperatura tolerable.

.

“La captura de carbono parece estar en declive,” dice el estudio. “Durante los últimos 40 años, el este del Amazonas ha sido objeto de mucha deforestación y ha estado expuesto a más calor y humedad que el oeste del Amazonas. Esto se ha marcado mucho más durante la temporada seca.”

Durante 9 años, investigadores liderados por el Instituto Nacional de Investigación Espacial de Brasil, llevaron a cabo 600 vuelos sobre cuatro ubicaciones principales de la selva Amazonas brasileña. Durante estos vuelos, recabaron datos sobre la cantidad de CO2 y CO en la atmósfera.

Ellos descubrieron que las 4 partes principales del Amazonas brasileño, colectivamente emiten 410 millones de toneladas métricas de CO2 por año. Estas, producidas principalmente por grandes incendios provocados por el hombre. Estas emisiones por parcialmente compensadas por la captura de 120 millones de toneladas de CO2 de las mismas regiones. Pero eso deja aún, 290 millones de toneladas de CO2 sin capturar. Es la misma cantidad que emite toda Tailandia, como país, en un año.

El Amazonas es la selva más grande del planeta Tierra. Su salud ambiental es vinculada estrechamente con al balance de sus ecosistemas, pues es hogar de incontables especies de flora y fauna.

Cuando la selva está saludable, sus árboles y plantas remueven billones de CO2 de la atmósfera cada año, liberando oxígeno de vuelta. Esto sirve como “aire acondicionado” para el planeta, dicen los científicos, influenciando la temperatura global. Esta es una de las mejores defensas que tiene el planeta contra el cambio climático.

Pero en los últimos 40 a 50 años, la selva ha sufrido muchos cambios perturbadores debido a la actividad humana. El Amazonas ha perdido 17% de su selva, mucha de la cual se ha convertido en terreno agrícola y de ganado. Esto, a su vez, ha causado que la temperatura aumente.

Share Button