12/01/2021 – En artículos anteriores hemos mencionado los conceptos de Economía Circular y Economía Lineal. Sin embargo, aún existen mucho desconocimiento sobre estos temas en la mayoría de la población. Esto, además de la confusión que se ha creado a propósito, para seguir vendiendo artículos contaminantes y seguir en un modelo económico que ya no es funcional.

.

Economía lineal:

Inicialmente, comentaremos que la Economía Lineal es aquella que se enfoca en extraer materiales y recursos naturales no renovables. Entre estos se pueden mencionar los combustibles fósiles, minería a cielo abierto, deforestación de bosques nativos, sobreproducción y uso desmedido de los recursos naturales. Todo esto, para producir artículos de corto tiempo de vida y generar una gran cantidad de desperdicio que a su vez acumula contaminación al quedar en desuso.

Economía del Reciclaje:

Antes de llegar a la economía Circular, mencionamos la Economía del Reciclaje. Esta es la que se enfoca en este mismo principio del uso de los recursos no renovables, pero que busca reciclar algunos materiales de los productos que se han fabricado a partir de materiales fósiles, de la depredación de recursos naturales y sobreproducción. Hoy en día, en Guatemala el reciclaje de artículos plásticos apenas abarca un 15% de lo producido. Sin embargo, entran muchos productos de contrabando y de otros países, sobre los cuales no se conoce un dato que permita medir su impacto en la contaminación que generan.

.

Economía Circular:

Por último tenemos la Economía Circular. Esta se diferencia de las dos anteriores en poner atención a la utilización de materias primas realmente amigables con el medio ambiente, promover consumo responsable y no simplemente por moda o en forma excesiva. La Economía Circular busca también utilizar energía renovable y no de combustibles fósiles, además de crear artículos de larga vida y no desechables, evitando con ello la Obsolescencia Programada y sobreexplotación de recursos. Finalmente, lo que llega al reciclaje será una mínima cantidad, ya que su enfoque principal es reducir, antes que malgastar recursos.

Si hacemos el comparativo de estos tres modelos, podemos tristemente ver que en Guatemala aún predomina la economía lineal. Con mensajes confusos y campañas de venta enfocadas en greenwashing. Greenwashing es simplemente sustituir un material por otro, usualmente también desechable. Este es el caso de las bolsas plásticas por bolsas “biodegradables”, que de igual forma generan gran contaminación. Con ello, han creado en la población una nebulosa que no permite distinguir cuál es el camino correcto hacia una vida más responsable con el medio ambiente.

Lo anterior lo hemos podido notar durante la pandemia. Ha prevalecido el uso de mascarillas desechables. Éstas inundaron el mercado y ahora se ven en playas ríos y basureros como un contaminante adicional. A esto se agregan los guantes de plástico y alcohol en gel.

Es una larga brecha la que aún existe entre la economía lineal que persiste y la economía circular. Es aquí donde nos toca reflexionar y buscar soluciones para encauzar la economía en el camino correcto.

Qué podemos hacer:

  • Unirnos a en iniciativas donde se incentiven la utilización de materias primas locales. Mejor si al mismo tiempo generan negocios verdes.
  • Hacer notar en el consumidor la relevancia que tiene cambiar los hábitos de comprar simplemente sin averiguar siquiera de qué materia prima están hechos los productos.
  • Es importante tomar en cuenta la procedencia de los artículos que consumimos, pues ellos pueden estar hechos con materias primas contaminantes y de países lejanos, cuya importación genera una alta huella ecológica.
  • Tener un mayor análisis sobre nuestros gastos y notar cómo podemos ahorrar consumiendo más inteligentemente y en forma responsable.

Como conclusión, vemos que aún hay muchos cambios que podemos hacer pero como individuos responsables. Todos tenemos la capacidad de seleccionar lo que es más ventajoso para nosotros y el medio ambiente, ser un consumidor responsable y cada día mejores Ecociudadanos.

Si deseas saber más sobre estos temas, participar en nuestras capacitaciones en línea y resolver dudas de cómo ser un mejor Ecociudadano desde tu hogar, puedes contactarnos en nuestras redes sociales abajo o al correo información@ecociudadanos.org

Share Button