19/09/2014 – La raíz tiene múltiples beneficios para curar dolencias como los resfríos y los mareos.

El aroma y sabor picante del jengibre son sin duda muy particulares. Su nombre botánico “Zingiber” significa en sánscrito “forma de cuerno”. Pero en realidad, es una rizoma, un tallo que crece bajo la tierra.

Hace años atrás era impensable encontrarlo en un supermercado ni menos en los mercados. Pero ahora su popularidad es impresionante. Es que también es una de las plantas más recetadas por los médicos naturópatas y los de la medicina tradicional china también, muy de moda en el país últimamente.

te-jengibre1¿Quién no ha tomado té con jengibre, limón y miel para aliviar un resfriado? Es que es un poderoso antibiótico natural, antiinflamatorio y antibacteriano, según revela María Jesús Nieto, naturópata y especialista en medicina oriental.

“Es una planta milenaria que ha sido utilizado como alimento medicinal en las culturas asiáticas y durante miles de años para curar dolencias, gracias a sus múltiples propiedades para nuestra salud”, asegura.

Dice que se usa para estimular el páncreas, aparato digestivo, para tratar enfermedades respiratorias y para disminuir el dolor.

“El jengibre es un antioxidante natural debido a su alto porcentaje en vitaminas en especial la B6 y vitamina C, y también por su alto contenido de minerales, calcio, fósforo, magnesio, potasio y zinc”, explica.

¿Cómo usarlo? Se puede ingerir a través de infusiones, licuados, jugos, ensaladas, postres… en polvo, fresco, tabletas o jarabes. También existen productos en base al jengibre como aceites comestibles y esenciales, champú, acondicionadores y cremas que sirven para atenuar manchas, granos y celulitis.

Si te gustó este artículo, haz click aquí para encontrar más artículos sobre cómo llevar una Vida Saludable.




Share Button