19/11/2014 – En lo que supone un respiro temporal para la Casa Blanca, el Senado de Estados Unidos votó este martes en contra del controvertido proyecto Keystone XL, un oleoducto de 1.900 kilómetros que debe trasladar petróleo de Canadá al Golfo de México. La norma se quedó a un solo voto de los necesarios para su aprobación en la cámara alta, que cuenta con mayoría demócrata. Fue apoyada por 59 senadores y rechazada por 41.

El proyecto que autorizaría el oleoducto de la empresa canadiense Transcanada fue aprobado la semana pasada por la Cámara de Representantes, de control republicano. En caso de haber sido validado también por el Senado, el presidente estadounidense, el demócrata Barack Obama, hubiese tenido que decidir si lo convertía en ley o lo vetaba, algo que solo ha hecho en tres ocasiones en sus seis años de presidencia.

Previsiblemente, hubiese optado por la segunda opción dado que así lo había sugerido en el pasado. La Casa Blanca quiere esperar, según el procedimiento establecido, a que el Departamento de Estado —que lleva seis años analizándolo— concluya los estudios necesarios para conceder o denegar la autorización. En el pasado, Obama dijo que no aprobaría el oleoducto si supusiera un aumento significativo de las emisiones contaminantes. El proyecto se ha convertido en el emblema del debate sobre la energía sucia y el calentamiento global en EE UU.

Fuente: El país.

Share Button