24/02/2021 – No, el silicón no es biodegradable ni compostable. Al menos, no en el lapso de una vida humana. A menudo se promociona como una opción más saludable y amigable al planeta, lo cual puede ser verdad dependiendo del punto de vista.

El silicón libera mucho menos químicos y micro partículas que al plástico, por lo que es mejor opción que éste para entrar en contacto con nuestros alimentos y bebidas. El silicón puede reusarse muchas más veces que un envase o accesorio plástico típico. Por ejemplo, una bolsa de silicón para refacción podría reusarse más de 100 veces. Estas son muchas más veces que las que se usa una bolsa plástica promedio para el mismo propósito.

.

En general, el silicón puede ser una opción más amigable que el plástico, pero por su poca reciclabilidad y biodegrabilidad, es menos recomendable que el vidrio o la tela. El vidrio es 100 % reciclable y la tela puede reusarse muchísimas veces más. Si la tela ya no se desea usar para transportar comida (fruta, sandwiches), puede usarse aún para algo más.

Diferencia entre plástico y silicón:

La principal diferencia entre plástico y silicón es el material del cual están hechos. Como su nombre lo indica, la base del silicón es sílice y algunos compuestos petroquímicos. El plástico está hecho enteramente de material derivado del petróleo.

Se cree a menudo que el silicón es hule, pero no es así. El silicón tiene un comportamiento similar al hule, pero técnicamente es un elastómero. El silicón está hecho de sílice, oxígeno e hidrocarburos, lo cual le brinda las cualidades del plástico.

¿El silicón es una opción saludable?

Hay muy pocos estudios hechos sobre el silicón. Un estudio sobre aditivos alimenticios y contaminantes mostró que los siloxanos pueden mezclarse con la comida, especialmente las grasas y sobre todo, a temperaturas mayores de 300 grados Fahrenheit ó casi 150 grados centígrados. Otras investigaciones han confirmado esto, que los siloxanos pueden migrar a los alimentos grasosos. Sin embargo, se necesitan muchos más estudios para comprobar esto para emitir una afirmación general, pues mucho depende también de la calidad del silicón.

El silicón puede ser una opción saludable mientras se use por periodos no muy prolongados y a temperatura ambiente o fría.

¿El silicón es una opción amigable al planeta?

Depende del punto de vista. Si el uso de una bolsa de silicón reemplaza una bolsa plástica desechable (como las que se usan para la refacción), sí, sí es más amigable que esa bolsa plástica. La bolsa de silicón puede lavarse fácilmente y reusarse múltiples veces. Además, el silicón no libera micropartículas como el plástico.

Sin embargo, son mejores opciones para el planeta un contenedor de vidrio, pues puede reciclarse infinitamente, o una bolsa de papel e incluso un trozo de tela, pues puede biodegradarse mucho más rápido que el plástico y también que el silicón.

Toma en cuenta también que el silicón no puede reciclarse en Guatemala.

Share Button