05/11/2021 – Desde el 31 de octubre al 12 de noviembre de este año, la mayoría de líderes del mundo están reunidos en la 26va Conferencia de las Naciones Unidas para el Cambio Climático, conocida como COP26. Este es literalmente el intento número 26 de controlar la crisis climática y cortar las emisiones de gas invernadero. Si bien las emisiones de estos gases de China son más del doble que las de los Estados Unidos de América, históricamente no ha sido así. Hay muchos factores a tomar en cuenta al considerar el aporte de cada país al cambio climático.

.

En el año 2006, China le quitó a los Estados Unidos el puesto del país que más CO2 emite en el mundo. Más adelante, en el 2019, el año previo a la pandemia, las emisiones de gases de efecto invernadero de China eran 2.5 veces las de los Estados Unidos y mucho más que las de todos los países desarrollados combinados, de acuerdo a un análisis de Rhodium Group.

En términos de equivalentes a CO2, la cual es una forma de medir todas los gases de efecto invernadero como si fueran CO2, China emitió 14.1 billones de toneladas métricas en 2019. Esto es más de la cuarta parte del total de emisiones mundiales. En contraste, actualmente los Estados Unidos son responsables del 11% del total de emisiones, seguido por India con un 6.6% y la Unión Europea, con un 6.4%.

Al considerar estas emisiones de gases con efecto invernadero, los científicos toman en cuenta el total de emisiones que un país libera a la atmósfera en su propio territorio. Dichas emisiones pueden ser el resultado de la quema de combustibles fósiles, incluyendo el uso de vehículos, aviones, calefacción e iluminación en general. Se incluyen las emisiones provocadas por la deforestación.

Pero tomando en cuenta que el planeta es un sistema cerrado:

Sin embargo, cualquier cantidad de gas con efecto invernadero que se haya liberado a la atmósfera y que no se haya capturado, continúa en ella. Esto hace que cambien los puestos de países que han contribuido a la crisis climática.

Ningún país ha liberado mayor cantidad de gases con efecto invernadero a la atmósfera, que los Estados Unidos de América. Y por mucho. Aún cuando China es el mayor emisor al día de hoy. Esto es importante tomarlo en cuenta, porque las emisiones liberadas hace más de cien años, contribuyen también al cambio climático actual.

El planeta ya se calentó 1.2 grados centígrados desde que inició la revolución industrial. Los científicos nos han venido advirtiendo que es urgente mantener el calentamiento abajo de 1.5 grados centígrados para evitar impactos graves en el clima.

Las emisiones de gases con efecto invernadero de China se aceleraron inmensamente a principio de la década de los 2000, por el rápido desarrollo del país. Desde 1850, China ha emitido 284 billones de toneladas de CO2, de acuerdo con un nuevo análisis de Carbon Brief, una organización británica que recaba políticas y datos climáticos y energéticos. En ese mismo período, los Estados Unidos han liberado 509 billones de toneladas de CO2, prácticamente el doble.

Para que el planeta alcance el cero neto de emisiones de CO2 para el 2050, el 90% de la generación de electricidad debe provenir de fuentes renovables, según la Agencia de Energía Internacional (IEA, por sus siglas en inglés).

Share Button