29/03/2016 – Esta botella desechable se fabrica de azúcares de plantas, no de petróleos, y está también libre de ftalatos. Su cualidad más aplaudida: desaparece en 80 días y es incluso, compostable.

Los Ftalatos son productos químicos usados en algunos juguetes y botellas de plástico para hacerlos flexibles. Los investigadores han encontrado que en los niños los ftalatos pueden causar alteraciones de las hormonas reproductivas e incremento en alergias, moquera y eczema. En los adultos los ftalatos están asociados con problemas de fertilidad.





Asimismo, esta botella desechable no contiene BPA, el conocido Bisfenol A. Estos son químicos industriales utilizados en la fabricación de algunas resinas plásticas. El Bisfenol A puede causar cambios en las células de los senos, el útero y la próstata, los cuales pueden incrementar el riesgo del cáncer. Adicionalmente, el Bisfenol A está asociado con incremento en desórdenes de desarrollo del cerebro y sistema nervioso.

Las casi 8 millones de toneladas de plástico que reciben los océanos fue uno de los más grandes motivadores para la creación de este envase, según indican el fabricante Vaiv. Por el momento únicamente se están comercializando en el país sudamericano envases de 1.6 litros, conteniendo agua mineral, pero las oportunidades de negocio con este tipo de ‘plástico’ son gigantes.

Nuestro resumen general de noticias AQUÍ.




Share Button