18/12/2015 – La contaminación del aire de la atmósfera en Pekín, capital de China, ha llegado a índices tan peligrosos, que sus habitantes ya han comenzado a optar por comprar aire puro en botella.

En los primeros días del mes, Pekín emitió su primera alerta roja de la historia por al contaminación del aire, pues el smog que envolvió la ciudad obligó a cerrar escuelas y prohibir la circulación de vehículos.

Una empresa canadiense vio una oportunidad en esta situación y vende el aire de las montañas de Alberta, Canadá, a razón de USD 24.00 o USD 28.00 por botella, según su origen y calidad. Harrison Wang, representante de la firma, asegura que entraron en el mercado de China hace dos meses, ya han vendido 500 botellas y otras 700 más están en camino.

Más noticias internacionales AQUÍ y nuestro resumen general de noticias AQUÍ.




Share Button