26/09/2021 – Hay 40 millones de carros en el Reino Unido y la gran parte de ellos, están en conflicto con los planes ecológicos del gobierno británico. Según el gobierno, al menos 46% de los carros en el país deben ser eléctricos para 2030, para cumplir los objetivos climáticos del país. En la actualidad, se están entregando hasta 2,000 libras esterlinas (aproximadamente 2,345 euros) para deshacerse de los carros contaminantes más antiguos.

.

Sin embargo, ahora hay una empresa en Londres que está evitando que los carros clásicos terminen como chatarra. London Electric Cars es una empresa con sede en el centro de Londres, que cambia los motores de gasolina de los Rover Minis, Land Rovers y Morris Minors, por motores que usan energía limpia.

Su fundador, Matthew Quitter, está convirtiendo coches antiguos en vehículos de emisiones cero con la ayuda de baterías recicladas de Nissan Leaf y Tesla.

Se reemplazan motores de gasolina por baterías de iones de litio:

Las conversiones son a la medida y pueden tomar hasta 6 meses en llevarse a cabo. El precio de una conversión de gasolina a eléctrico parte de los 29,326 euros (aproximadamente Q266,280). Sin embargo, dado que los carros eléctricos no pagan muchos de los impuestos usuales en el Reino Unidos, los propietarios casi sólo tienen que pagar la electricidad con que los cargan. Esto significa que podrían conducir un automóvil en Londres desde 1 libra esterlina (Q10.63 aproximadamente) a la semana.

El hecho de que los carros clásicos no lleven accesorios modernos como dirección asistida o navegador por satélite, hace que la conversión sea más asequible, ya que requiere menos trabajo.

Share Button