03/05/2021 – Una empresa canadiense de nombre ReconAfrica encontró recientemente lo que se considera como el último gran yacimiento de petróleo, en la esquina noreste de Namibia, en las fronteras con Angola y Botswana. El terreno que ReconAfrica ya aseguró para su exploración y explotación es inmenso. Al momento, esta empresa ha arrendado aproximadamente 30,000 kilómetros cuadrados de terrenos, parte en Namibia y parte en Botswana.

.

El descubrimiento representa potencialmente 12 billones de barriles de petróleo, los cuales obviamente equivalen a billones de dólares estadounidenses. Algunos expertos consideran incluso que las reservas pueden ser aún más grandes. “Sabemos que hemos descubierto una nueva cuenca. Toda la cuenca tiene más de 10,600 metros de profundidad y es bastante largo,” indica Craig Steinke, co-fundador de ReconAfrica.

Descubrimiento que genera ya un fiero debate:

Quienes apoyan la exploración y explotación afirman que podría transformar la realidad de Namibia y Botswana, y que los países tienen todo el derecho de explotar sus propios recursos naturales. Después de todo, los países desarrollados han pasado todo el siglo pasado explotando combustibles fósiles, enriqueciéndose en el camino.

Los oponentes usan el argumento familiar contra la explotación. Ellos creen que esta explotación podría devastar los ecosistemas regionales. Además, en esta realidad de calentamiento global, en una región especialmente vulnerables, ¿deberían explotarse?

Un calentamiento de temperatura marcado:

A diferencia de su vecino Angola, Namibia no cuenta con industria de petróleo y ya de por sí, está siendo afectada por la dependencia del mundo a los combustibles fósiles. “La parte sur de Namibia ya presenta un calentamiento que es el doble del promedio global. En el norte de Namibia, el calentamiento está alcanzando los 3.6 grados centígrados,” dice Francois Engelbrecht, profesor de la Universidad de Witwatersrand, en Sudáfrica y autor líder del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático.

“La parte norte de Namibia y Botswana, junto con la parte sur de Zambia, son las partes del hemisferios sur que más rápido se están calentando,” comenta Francois Engelbrecht. Hay múltiples proyecciones que muestran que conforme el planeta se caliente, estas regiones se calentarán el doble de rápido.

La posición de Namibia:

El Ministro de Energía y Minas de Namibia, Tom Alweendo, indica que Namibia tiene el derecho fundamental de explotar sus propios recursos naturales, incluyendo los combustibles fósiles. “Cualquier volumen que sea comercialmente viable significará mucho para nuestra economía, no solamente en términos de empleo, sino también en términos financieros,” dice Alweendo.

El apoyo con fondos de los países desarrollados, una pieza clave de los Acuerdos de París, continúa siendo muy escaso de lo que países como Namibia necesitan para adaptarse a las consecuencias del cambio climático. Aunque Namibia cuenta con uno de los potenciales más grandes de energía solar y eólica, Alweendo dice que aún hay lugar para explotar el petróleo también. Él indica que Namibia está completamente comprometida a cumplir los tratados para combatir el cambio climático y abandonar el petróleo, pero Namibia necesita una fuerte compensación por ello.

Share Button