21/02/2018 – TerraCycle fue fundado en 2001 por Tom Szaky, un estudiante de la Universidad de Princeton. Ese entonces, su misión era Eliminar la Idea de la basura. Desde los humildes inicios de TerraCycle, ha crecido a ser el líder global en recolección y reutilización de desechos difíciles de reciclar, operando en más de 20 países, acercándose a más de 50 millones de personas y reciclando billones de piezas de desecho a través de varias plataformas innovadoras.

Las cenizas luego de recolectadas son esterilizadas y disecadas, con lo cual el papel y el tabaco se mezclan, y el acetato de celulosa utilizado en el filtro (un material plástico) es fundido y reutilizado para fabricar todo tipo de nuevos productos que son comercializados, entre ellos, ceniceros.

El reciclado de colillas no es la primera operación lanzada por TerraCycle, una empresa que desde hace diez años se especializa en el reciclado y el “transciclado” (transformación de un objeto reciclado en algo nuevo y de valor superior, según su definición) de unos sesenta desechos diferentes.

Para fabricar un cenicero hacen falta entre 1 000 y 2 000 colillas y para una silla de plástico de jardín más de 200 000, según sus cálculos.

Los cigarrillos constituyen la principal fuente de desechos en el mundo, el 37% de todo lo que la gente tira, subraya Szaky.



Share Button