24/10/2020 – En Guatemala se conoce como brillantina a ese polvo plástico de colores fuertes y brillantes. Es muy popular verla en los disfraces de la noche de brujas, en maquillajes, regalos de navidad y adornos en general. Sin embargo, este microplástico eventualmente se desprende y viaja hasta ríos y mares.

.

Todo ese microplástico puede causar daño a los ríos y lagos, de acuerdo a una nueva investigación. Y no importa realmente si es brillantina de un material biodegradable, el daño es casi el mismo.

El estudio mencionado determinó el impacto de la brillantina en los hábitat de agua fresca. En 36 días, la presencia de la brillantina afectó la planta acuática conocida como Lemna menor, conocida también como lenteja de agua y común en el fondo de ríos y lagos. Asimismo, los niveles de clorofila en el agua fueron tres veces menores que en agua sin brillantina. Esto refleja los bajos niveles de microalgas.

“Las microalgas son los productores principales y, al igual que la lenteja de agua, dan energía al ecosistema y cualquier impacto en ellos, afectan toda la cadena alimenticia,” indicó Dannielle Green, autor líder y profesora principal de Biología de la Universidad Anglia Ruskin en Reino Unido.

“Es importante hacer notar que la concentración que se usó era alta y representa un agregado considerable a los cuerpos acuáticos, como de un festival o un carnaval. Aún falta más investigación, para evaluar menores concentraciones y más constantes, en periodos más largos.” Estos resultados se publicaron en el diario Hazardous Materials (Materiales Peligrosos, en español).

Share Button