Entre cero y un año de edad es la mayor actividad de los felinos domésticos y es cuando a muchos se nos acaban pronto las ideas de cómo mantenerl@s ocupad@s, sin que nos destrocen los muebles.

Esta es una idea perfecta para que se entretengan rascando y no precisamente tus muebles.  Además, junta cajas de cartón y reúsalas para mayor ecología.

Para esto necesitarás varias cajas o trozos de cartón, mucha goma blanca, una tijera o cuchilla con filo y una caja base para poner el “rascador”: corta el cartón en tiras del mismo largo de la caja base.  Te sugerimos que la caja base tenga un largo ligeramente mayor al de tu gat@ para que pueda subirse al “rascador”.  De alto, sugerimos unas 2 pulgadas aproximadamente.

Cuando tengas suficientes para formar una alfombra de una cuarta y media de ancho, comienza a pegar las tiras entre sí.  Pega suficientes para que queden exactamente del largo y ancho de la caja base y ¡LISTO!

Sí te comentamos, que puede generarte un poco de basurilla de cartón, pero de eso a que te rompan los muebles….. 😉

Share Button