31/05/2018 – Cuando ya nos involucramos por completo en el reciclaje, es con un poco de sorpresa que nos encontramos con algunos productos no reciclables, por razones varias.  Estos son algunos de los productos que podríamos evaluar no consumir, para no dejar el envase en este planeta para siempre:

Botes de aerosol: Si, son de metal. Pero dado que los botes de aerosol contienen químicos y propelentes, la mayoría de empresas recicladoras no los consideran ‘reciclables’, pues remover dichos químicos y gases y propelentes.

Papel con colores brillantes: El papel para reciclarse debe volverse pulpa y al hacerlo, el colorante brillante se libera y es prácticamente imposible (por su costo) separarlo del agua.  Esta última se viernes al alcantarillado y contamina el agua que encuentra en su camino. El papel se recicla, pero el resultado de la contaminación del colorante hace pensar dos veces si es muy necesario comprar ese papel o mejor un papel sin colorante.

Cerámica: La cerámica es simplemente imposible de ‘reciclar’ – lo mejor es reusarla en el jardín. 😉

Pañales: Ninguna recicladora desea recibir estos para reciclarlos – lo mejor es regresar al hábito de las abuelitas y reusar pañales de tela.

Plástico delgado porta-alimentos: Este plástico tan delgado no puede derretirse y producir nuevos productos – la solución de algunos es quemarlo, pero ideal es no consumirlo y optar por empresas que usan empaques de papel, cartón o algo más fácil de reciclar.



Share Button