19/10/2021 – Periodistas de la BBC investigaron a principio de este año las posibilidades de compra en el Marketplace de Facebook en Brasil. El portal periodístico británico reportó en febrero que al ingresar las palabras “bosque”, “selva nativa” y “madera” en el buscador del Marketplace de Facebook en Brasil, los resultados eran bastante perturbadores: terrenos de selva amazónica protegida en venta ilegal a compradores inescrupulosos.

.

Algunos terrenos eran tan grandes como 1,000 campos de fútbol, a menudo tierras propiedad de tribus indígenas o de la nación. Sin embargo, estos terrenos son usurpados ilegalmente y se intentan vender a granjeros y rancheros para ganado. A veces, se deforesta el área primero, para vender el terreno como “listo para el ganado” y hacerlo más valioso.

Los usurpadores más perversos ocupaban la tierra y la deforestaban deliberadamente para arruinarla. Una vez carece de recursos naturales, indica la BBC, se acercaban a políticos para quitarle su estatus de área protegida, ya que no hay nada qué proteger. Si lo lograban, entonces compraban al gobierno la tierra a muy bajo costo y luego, la revendían a precios altísimos.

Lea también “El Amazonas está emitiendo más CO2 del que está capturando en algunas áreas”.

Ambientalistas en Brasil indican que su gobierno mira hacia otro lado. “La situación es realmente desesperada”, dice a la BBC el conservacionista Raphael Bevilaquia, fiscal en el Estado brasileño de Rondônia. “El poder ejecutivo juega en contra de nosotros. Es desalentador.”

Un canal de venta de área protegida menos:

La deforestación en el Amazonas brasileño se ha disparado desde que el Presidente Jair Bolsonaro tomó posesión en enero de 2019. Al menos, un canal de venta que se usó durante más de un semestre para vender área protegida ya no estará disponible: el Marketplace de Facebook. Recientemente, en octubre de este año la red social anunció medidas para no contribuir indirectamente a la venta de áreas protegidas del Amazonas.

.

“Estamos actualizando nuestras políticas comerciales para prohibir explícitamente la compra o venta de tierra de cualquier tipo de terreno en áreas de conservación ecológica. Esto lo estamos implementando en Facebook, Instagram y Whatsapp”, explicó la red social el 8 de octubre de 2021 en una publicación. En la misma, indica que compararán el listado del Marketplace de Facebook con bases de datos internacionales para identificar en dónde están las violaciones a su nueva política. “Las áreas protegidas son cruciales para conservar los hábitats y ecosistemas y son críticas para controlar la crisis climática actual. En base a este criterio específico, Facebook buscará identificar y bloquear cualquier publicación sobre dichas áreas. Usando fuentes de información complementaria como estas bases de datos, estamos agregando otra barrera para la venta de este tipo de terrenos en el Marketplace.”

¿Más vale tarde, que nunca?

Le tomó a Facebook casi 8 meses en cambiar de tono. Su reacción inicial al reportaje de la BBC fue comunicar que “trabajaría con las autoridades locales” si fuera necesario, pero no tomó acciones dentro de la plataforma.

“Nuestras políticas requieren que los vendedores y compradores cumplan con las leyes y regulaciones”, respondió la red social a la BBC. La posición de Facebook era la siguiente: “los intentos de Facebook de deducir qué ventas son ilegales serían muy complejas para realizarse. Esto debe dejarse al sistema judicial y autoridades locales. Esto no parece ser un tema lo suficientemente serio para alterar el funcionamiento del Marketplace en el área.”

Estas acciones de Facebook coinciden con la interrupción global de sus servicios, así como las críticas de su ex empleada Frances Haugen. Facebook indica que estas acciones son el principio de lo que se puede llegar a hacer. “Sabemos que no hay solución perfecta en este tema y continuaremos trabajando para prevenir que las personas se salten nuestra inspección,” dijo un vocero de la red social a la BBC.

Share Button