18/08/2018 – Los días de intenso calor, como muchos que inesperadamente suceden aún en época lluviosa, pueden ser duros también para tu mascota. Desde los molestos mosquitos (pero te compartimos una forma de repelerlos naturalmente, aquí), al pavimento caliente que puede herirles las patas.

Estas son algunas formas de tener a tu perro bien cuidado, a pesar del calor:

No lo dejes solo en el calor:

La mayoría de humanos responsables no dejarían nunca a su mascota dentro de un carro parqueado, pero muchos pensamos que sacarlo a pasear por algunos minutos le va a caer bien, sin importar el calor.  Aunque estén en nuestro carro, con la ventana abierta, la temperatura dentro de un vehículo puede aumentar hasta 20 grados F (equivalentes a 11 grados celsius) en menos de 10 minutos, de acuerdo con el Centro de Control y Prevención de Enermedades de los Estados Unidos de América.  Eso podría, incluso, percibirse como algo en contra de la actual Ley de Bienestar Animal:

Provee agua y sombra:

Aunque estén afuera de la casa, asegúrate que tu perro cuenta con agua fresca y abundante. Podrías incluso, agregar algunos cubos de hielo en su plato para asegurarse que no se le caliente. Y si se mantiene fuera de casa, asegúrate que tenga sombra, sea un árbol o una casa perruna, además de que tenga buen flujo de aire.

Conoce los signos del sobrecalentamiento

¿Sabes si tu perro tiene mucho calor o si ya está peligrosamente fatigado? La Sociedad Norteamericana para la Prevención de la Crueldad Animal (ASPCA, por sus siglas en inglés), indica que los posibles síntomas de sobre calentamiento en perros incluye (pero no se limita a): dificultad para respirar, ritmo cardíaco acelerado, debilidad, diarrea y vómito, entre otros.

Piénsalo dos veces antes de raparlo:

Aunque pareciera tener sentido que tu perro estaría más fresco sin pelo, no lo rasures. El pelo que naturalmente emite lo mantiene protegido del sobrecalentamiento.



Share Button