31/07/2016 – ¿Quieres aprender un nuevo idioma o sobresalir en la universidad? Algunos estudios previos ya habían mostrado que el ejercicio puede estimular las áreas en el cerebro que convierten la información en memoria a largo plazo. Un nuevo estudio llevó este tema un poco más allá y encontró un momento óptimo para hacer ejercicio y maximizar el aprendizaje.




Varios científicos en el Instituto Donders para la Investigación del Cerebro, Cognición y Comportamiento en la Universidad Radboud, en Holanda y la Universida de Edinburgh, en Escocia, llevaron a cabo un estudio para determinar en qué momento es más beneficioso el ejercicio para aprender, basándose en investigaciones anteriores, que demostraron que el ejercicio libera los bioquímicos que mejoran la función mental.

A los participantes, una muestra de 72 hombres y mujeres saludables, se les solicitó llevar a cabo una prueba de computación que desafiaba su aprendizaje visual y espacial. Luego de la prueba, todos los participantes debían ver algunos documentales y finalmente, dos tercios de ellos, también se ejercitaron. La mitad de los que se ejercitaron hicieron bicicleta estacionaria por 35 minutos, inmediatamente después de la prueba. La otra mitad, hizo el mismo ejercicio cuatro horas después de la prueba.

bici

Dos días después, todos los participantes regresaron a repetir la prueba y se sometieron a exámenes para observar su actividad cerebral. Los participantes que se ejercitaron cuatro horas después de la prueba de computación, pudieron recordar con mayor precisión lo que habían aprendido. Las ondas cerebrales de estos participantes también mostraron una mayor consistencia en su actividad, indicando que sus cerebros tenían menos obstáculos para recordar lo que aprendieron.

De acuerdo con este estudio entonces, el mejor momento para ejercitarse y optimizar el aprendizaje, es cuatro horas después del estudiar. ¿Pero por qué? Esa y la cantidad de ejercicio óptima son preguntas que ojalá, sean parte de estudios futuros. Mientras tanto, habrá que ejercitarse lo suficiente para salir de nuestra zona de confort, cuatro horas después de estudiar o aprender algo… así que, ¡vamos!

Entérate de más formas de cuidar tu salud haciendo CLICK AQUÍ.




Share Button