07/07/2016 – Un logro que para muchos países como Guatemala pareciera un sueño, es ahora una realidad para Holanda. En Holanda ya no hay más perros deambulando por las calles, solitos y sin hogar. Y esto es porque todos los perros en el país tienen una familia que vele por ellos, no porque se hayan sacrificado animales o llenado las perreras.




La estrategia de Holanda para lograr esto se basó en cuatro pilares: concientización, leyes y multas, campañas de castración masivas, obligatorias y gratuitas e impuestos altos a la compra de animales de raza.

Holanda trabajó duro para hacer conciencia en su población para que entendiera que el maltrato animal es tan grave como el maltrato a humanos. A esto se le pueden agregar leyes que multan con 16,750 euros el abandono de animales y con condenas no excarcelables de hasta 3 años por hacer daño a animales de compañía. A estas dos medidas, se le sumaron los altos impuestos a comprar perros de raza pura en criaderos y las jornadas gratuitas de castración, para evitar la reproducción de animales que ya vivían en las calles.

Haz CLICK AQUÍ para encontrar más artículos sobre mascotas.




Share Button