07/11/2014 – Kagoshima da el visto bueno a la entrada en funcionamiento de dos reactores en Sendai.

Las autoridades japonesas han dado un paso más para relanzar la energía nuclear en el país, un sector paralizado en los últimos tres años tras la catástrofe de Fukushima. La asamblea de la prefectura de Kagoshima dio este viernes luz verde a la entrada en funcionamiento de dos reactores de la planta de Sendai. La medida fue aprobada ampliamente, con el apoyo de 38 de los 47 miembros de la institución.

Este era el último escollo para conseguir la reanudación de la actividad en planta, después de que en septiembre la Autoridad de Regulación Nuclear nipona (NRA) determinara que cuenta con las medidas de seguridad suficientes para volver a operar. Se espera que los dos reactores, cada uno con capacidad de producir alrededor de 890.000 kilovatios de electricidad, vuelvan a funcionar en 2015. A finales de año el organismo de seguridad nuclear del país llevará a cabo las últimas revisiones. El gobernador de la prefectura, Yuichiro Ito, aseguró este viernes en rueda de prensa que el relanzamiento de la planta “es necesario e inevitable” y que las medidas de seguridad “se han reforzado”, según informó la agencia japonesa Kyodo.

El incidente de marzo de 2011 en la planta nuclear de Fukushima, cuyas fugas radioactivas siguen contaminando el agua de la zona, hirió de muerte el sector en un momento en que se barajaban planes de expansión. Desde la tragedia hasta septiembre del año pasado se fueron cerrando progresivamente todos los reactores nucleares de las 48 plantas repartidas por el territorio nipón, algo inédito en un país que depende de esta fuente energética desde los años setenta. La energía atómica llegó a suponer un 30% del total antes del accidente, en el que casi 16.000 personas murieron y unas 300.000 fueron reubicadas.

Fuente: El País.

Share Button