18/09/2015 – El 9 de junio de este año GuateSostenible publicó la primera noticia del trágico Ecocidio en Petén y fue hasta ayer, 17 de septiembre de 2015, que la Jueza B de Primera Instancia Penal de Petén, ordenó el cierre parcial de la empresa Reforestadora de Palma de Petén, S.A. (Repsa) durante seis meses, para que autoridades del Ministerio Público (MP) recaben evidencias y determinen si esta tuvo responsabilidad en el caso de la contaminación del río La Pasión.

Ésta es la primera audiencia que se realiza sobre este caso por contaminación del río y por el ‘Ecocidio’, como se le conoce al caso. Esta acción fue solicitada por los querellantes que son CALAS, CONAP, CODISRA y el grupo Pro justicia.

Al menos 23 especies fueron afectadas a causa de la contaminación del río La Pasión que se presume tenía altos niveles del plaguicida “Malation”. De ellas, el 22% son especies en peligro de extinción, de acuerdo al Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap).

Rafael Maldonado, de CALAS, señaló que el fallo es un precedente jurídico histórico. “En materia penal, a nivel de Centroamérica, nunca se había tomado la decisión de cerrar una empresa para garantizar el bienestar de la población”, dijo.

 




Share Button