20/11/2022 – Los hombres tendrán una difícil fertilidad en el futuro cercano. La cantidad de espermatozoides por eyaculación ha estado de disminución desde hace un siglo. De cinco décadas para el día hoy, la concentración es básicamente la mitad. Esta disminución ha sido más marcada en lo que va del nuevo siglo.

.

Estos son los datos que arrojó un estudio realizado en hombres de 53 países distintos. Un estudio inicial publicado en julio de 2017 indicó que el conteo de espermatozoides había disminuido en poco más de 50% en hombres de Norteamérica, Australia, Europa y Nueva Zelanda. El mismo equipo, dirigido por los mismos investigadores, amplió el estudio e incluyó ahora las muestras de semen de 14,233 hombres de Sudamérica, Centroamérica, Asia y África. El resultado fue igual o incluso peor: no solamente continuó la disminución del conteo de espermatozoides, sino que el descenso por año es el doble desde el 2000. Este nuevo análisis se publicó en la revista Human Reproduction Update (Actualización de Reproducción Humana, en español).

Jaime Mendiola, coautor del estudio y profesor de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Murcia, dice que es esta aceleración lo que más les preocupa. “No sabemos si va a ir a más”, afirma. Sobre las causas del declive mundial de espermatozoides, todo son hipótesis. Mendiola recuerda que, sin ser el objetivo de su estudio, “se ha señalado a la exposición a químicos y contaminantes ambientales que provocaría una disrupción hormonal del eje hipotálamo-hipófisis-gónadas que interferiría en la producción espermática”. Este investigador dice que además de los malos hábitos de vida y condicionantes actuales, hay que mirar hacia atrás, “a la exposición prenatal; cuando estamos en el feto es la época crítica para el desarrollo testicular”. Así que la crisis se estaba gestando desde hacía décadas.

Share Button